08 de diciembre de 2022

Fernando Alonso, piloto de Alpine

Fernando Alonso, piloto de AlpineGTRES

Cinco motivos para creer que la mejoría del Alpine de Fernando Alonso es real

El piloto asturiano llega al Gran Premio de Canadá en el mejor momento de la temporada tras encadenar tres carreras consecutivas puntuando

Tras finalizar la temporada 2021 las expectativas con Alpine eran bastante elevadas. Se confiaba en el cambio reglamentario para que el equipo escalase hasta las primeras posiciones de la parrilla en busca de victorias. Sin embargo, a pesar de que este objetivo evidentemente no se ha cumplido, no se puede negar el pequeño paso adelante que ha dado la escudería.
Alpine no ha empeorado en rendimiento –como sí han hecho Mercedes o Mclaren– y se ha mantenido firme en la media tabla. Esto consolida al equipo como «el mejor del resto», solo por detrás de Red Bull, Ferrari y el propio Mercedes. Por eso mismo, Fernando Alonso tiene motivos para estar satisfecho, ya que se confía que desde esta base se construya un equipo ganador en un futuro cercano.
Además, el Gran Premio de Canadá llega en el mejor momento de la temporada para el español tras un inicio aciago. Los pequeños avances de Alpine durante la temporada son claves y se resumen en cinco pilares básicos.

Porpoising

El problema del «rebote» apareció de manera inesperada cuando los equipos empezaron a rodar en Barcelona durante la pretemporada. Sin embargo, algunos no han logrado remediarlo o reducirlo todavía, como es el caso de Mercedes o Ferrari. Alpine, por su parte, siempre ha sido desde el principio una de las escuderías que ha mantenido a raya este inconveniente.
El propio Fernando ha reconocido que para él no es ningún problema y en el último Gran Premio se pudo comprobar. Mientras muchos otros equipos sufrían en mayor o menor medida, Alpine marcaba la velocidad punta más alta de todos en la gran recta de Bakú. Y ahí está otra clave.

Velocidad punta

La velocidad en recta siempre es un deseo buscado por los ingenieros y mecánicos. Y aquí el Alpine es letal. No solo en Azerbaiyán el equipo de Fernando Alonso marcó la máxima velocidad punta, también lo hizo en circuitos como el remodelado y más rápido Albert Park. Sin embargo, un percance en la clasificación le dejó sin la posibilidad de alcanzar por lo menos el «top 5» en parrilla.
Esta velocidad permite a los Alpine atacar y defenderse de sus rivales en rectas largas. Y esta será una de la claves en los próximos circuitos como el inmediato Gilles Villeneuve, o los ubicados en Austria y Francia. También será determinante en los legendarios Spa o Monza.
Fernando Alonso y su Alpine durante el Gran Premio de Azerbaiyán

Fernando Alonso y su Alpine durante el Gran Premio de AzerbaiyánGTRES

Pit-stops más rápidos

La última carrera en Bakú también dejó un detalle destacado: la parada en boxes de Fernando Alonso fue la más rápida de todo el Gran Premio. 2.74 segundos tardaron los mecánicos en cambiar las cuatro ruedas del monoplaza del asturiano.
Este año han habido varias paradas lentas de Alonso, especialmente en Miami, donde un pit-stop de más de cinco segundos provocó que Fernando perdiera la posición con Gasly. No es una cosa menor realizar paradas rápidas y, si Alpine mantiene el nivel mostrado en las últimas citas, seguro que la escudería estará más cerca de los objetivos.

Fiabilidad

Los problemas que afectaron a Fernando en Baréin, Jeddah y la clasificación de Australia perjudicaron gravemente a la posición que ocupa ahora mismo el piloto asturiano en el Mundial. Alonso mostró su frustración y parece ser que la suerte, por fin, le ha mirado diferente en estos momentos.
El coche ya no falla y la fiabilidad empieza a dar confianza al español. Fernando ha terminado todas las carreras desde su abandono en Ímola y, si el coche se lo permite, traer puntos a casa será una cuestión segura cada domingo.

Tres carreras entre los diez primeros

Barcelona, Mónaco y Bakú han supuesto un punto de inflexión para Fernando. Tres carreras consecutivas acabando en posiciones de puntos le han permitido recortar distancias a sus rivales.
Ahora, el objetivo es alcanzar el «top 10» de la clasificación general, como logró el año pasado. Forjar las bases del futuro más próximo de Alpine en estas cinco claves será determinante para aspirar a todo el año que viene. De esta forma se podrá completar, ahora sí, el verdadero «plan».
Comentarios
tracking