01 de diciembre de 2022

Karim Benzema, en el partido ante Dinamarca con la selección francesa

Karim Benzema, en el partido ante Dinamarca con la selección francesaEFE

Benzema redondea la mejor temporada de su carrera con un gol a la altura de su leyenda

El jugador del Real Madrid regaló a su país -en el regreso a Saint Denis- una nueva obra de arte

Las puertas de Saint Denis se abrieron seis días después y allí estaba otra vez Karim. El escenario de los robos y las agresiones no fue así este viernes, consciente Francia de que lo ocurrido en la final de Champions tardará tiempo en cicatrizar. No se podía repetir y ahora los que jugaban eran los suyos por lo que no hubo ningún problema. Los parisinos sí pudieron acceder al Estadio de Francia sin complicación.
La selección francesa recibió a Dinamarca y su inicio en el invento de la Liga de las Naciones no pudo ser peor: derrota por 1-2. Y con remontada, algo que no habla bien de los galos, aunque a pocos preocupe este 'pinchazo' en un torneo sin gran aliciente deportivo. Remontó Dinamarca porque antes Francia se había adelantado con un gol que bien podría ser la definición de la temporada en Europa.
Fue de Benzema y fue de la manera en la que mejor se explica el delantero del Real Madrid. Tras recibir un exquisito pase de tacón de Nkunku -apunten su nombre, sonará mucho este verano- Karim agarró el balón y en un segundo se quitó ya a dos defensas. Fue con un simple (y qué difícil) movimiento con el que Benzema se quedó mano a mano con Schmeichel. Cuando el portero danés ya esperaba el disparo, Karim tenía aún más magia en la cabeza. Hizo otro recorte que dejó mareado a su defensor y ya era cuestión de celebrar. Tiene difícil el delantero francés igualar otras viejas obras de arte, pero se empeña por hacerlo posible.
Era el 1-0 y por ese entonces -inicio de la segunda parte- a Benzema ya no le acompañaba en el campo Kylian Mbappé, retirado antes de tiempo por lesión. Daba igual. Karim se encuentra en tal estado de gracia que ni los 50 partidos que lleva ya en sus piernas le pesan. Siempre tiene algo pendiente. Este viernes se lo regaló al país que tanto le ninguneó hace nos muchas fechas.
Esta obra de arte, que no le sirvió a Francia para sacar algún punto porque la selección de Deschamps se acabó disolviendo cuál azucarillo, muestra a la perfección lo que ha sido Benzema esta temporada. Ha sido, sin duda, el mejor curso de toda su carrera deportiva. Y eso que ya supera los 34 años. Da igual. Karim tenía aún que regalar al mundo del fútbol ese don que solo tienen los elegidos.

Tiene difícil el delantero francés igualar otras viejas obras de arte, pero se empeña por hacerlo posible

Con una Champions en el bolsillo en la que ha sido gran protagonista y con brillantes actuaciones en la temporada, Karim Benzema es claramente el ganador del Balón de Oro 2021/22, el primero que se dará por temporada futbolística y no año natural. No hay duda ya, pero por si aún quedaba alguien que no creía el delantero del Real Madrid se lo ha dejado claro con este gol. El periodo de motivos para conseguir el Balón de Oro acaba el 30 de junio y Benzema parece estar destinado a demostrarlo hasta el último día. No necesita más, pero también había que regalarle algo a Francia. Ahí lo tienen.

Temas

Comentarios
tracking