18 de agosto de 2022

Robert Lewandowski, jugador del Bayern de Múnich

Robert Lewandowski, jugador del Bayern de Múnich, y gran deseo del BarcelonaGTRES

El fútbol español, incapaz de competir en el mercado: ¿Por qué cuesta tanto fichar en LaLiga?

La española es la liga que menos gasta en incorporaciones: solo representa un 9 % de todos los fichajes en las cinco grandes ligas

Lleva así siendo varios años, pero en este 2022 la situación ha llegado a su límite. A la Liga española, que siempre era la de máxima atracción para los grandes futbolistas, le cuesta fichar. Concretamente a sus equipos, evidentemente. El delicado momento económico de la inmensa mayoría de sus clubes ha llegado a un punto de no retorno en este verano. Este viernes se abría el mercado y esa circunstancia ha puesto de relieve el problema que hay a la hora de competir en los despachos.
España sufre una crisis de competitividad. Deportiva y económica. Hace un lustro no había duda de que nuestra liga era la mejor, ahora esa afirmación se ha quedado ya atrás. Los grandes jugadores –las estrellas que mueven mercado– se fueron y no tuvieron recambios. La Premier ya se ha consolidado como la mejor en prácticamente todos los aspectos, pero la Serie A o la Bundesliga ya alcanza a España a la hora de competir en fichajes. Ese es el problema: los equipos de LaLiga no pueden competir con otros tantos de Italia, Alemania, Francia, Inglaterra...
Todo ello se debe a un férreo control de LaLiga, de la organización presidida por Javier Tebas. Cuando él llegó a la presidencia se puso la meta –conseguida– de que no hubiera problemas económicos en Primera y Segunda División. Que no cayera ningún equipo, que hubiera un equilibrio en las cuentas. Algún que otro club –véase el Barcelona– se salió del redil, pero se le permitió por su fuerza mediática y social.
El dato de que la Real Sociedad sea el segundo equipo que más ha gastado hasta ahora en España cuando únicamente ha invertido 11 millones lo dice todo. Es una cifra ampliamente superada por la inmensa mayoría de todos los equipos de las otras cuatro grandes ligas europeas.
La liga española se ha llenado de fichajes a coste cero –jugadores que ya terminaron su contrato– a falta de dinero. No significa todo ello que no vaya a haber incorporaciones en estos dos próximos meses, sino que a la hora de salir al mercado lo hacen en desventaja. Y lo hacen además a la espera del sí de LaLiga en cuanto a sus equilibrios financieros. Prácticamente, todos han tenido (o tienen) que vender efectivos para que Tebas les dé el ok a fichar.

La comparación hunde a España

El dato es especialmente malo para el fútbol español cuando se compara con las ligas de su entorno, aquellas con las que compite de forma directa. Atendiendo a las cifras de Transfermarkt, una de las herramientas más prestigiosas en el mundo del fútbol, la Premier League ya ha gastado casi 600 millones de euros (unos 581), con fichajes como el de Haaland (60), Darwin Núñez (100) o Richarlison (58).
La Serie A de Italia va ya por los 306 millones que se reparten casi de forma igualitaria entre los equipos, con el regreso de Lukaku (8 millones) al Inter como novedad más relevante, aunque hay que contar los 40 que la Juventus ha tenido que pagar ahora por la opción de compra por Chiesa. La Bundesliga también supera en inversión –y por mucho– a LaLiga con 237 millones invertidos con el fichaje de Sadio Mané como más destacado (32). La liga francesa va ya por los 187 millones –que no cuenta la prima de fichaje a Mbappé– y ya después llega nuestra Liga con 135.
Tchouaméni en las pruebas físicas

Tchouaméni, el único gran fichaje que España -el Real Madrid- ha podido hacerReal Madrid

De todo lo gastado en las cinco principales ligas (España, Francia, Alemania, Italia e Inglaterra) solo el 9 % representa a equipos españoles. Y eso porque el Real Madrid acometió el fichaje de Tchouaméni, si no el porcentaje bajaría al 4 %. El dato, a la hora de la disputa en el mercado, es dramático.
Hay dos cosas claras en lo que se refiere a los equipos españoles: ninguno, a excepción del Real Madrid, puede hacer un fichaje de más de 70 millones; y que no haya habido más gasto hasta el momento no es por no derrochar o por no querer gastar sino porque simplemente no pueden.

Una clara desventaja en el mercado

Cuando un conjunto español sale al mercado a fichar, las opciones que tiene son mucho menores que la de equipos de su mismo nivel pero de otras ligas. Se enfrenta a muchas trabas por el ya comentado férreo control económico, que va de la mano con el 'fair play económico' y el límite salarial que en España se cumple a rajatabla, y también por herencia de muchos años anteriores de derroche y mala planificación.
Competir con la Premier ya es imposible, pero es que hacerlo también con ligas como la alemana o la italiana también se está volviendo difícil. España se ha convertido en el país de vender y no de comprar, sin fichajes de relumbrón a excepción del Real Madrid, que hizo el de Tchouaméni (80+20) gracias a su éxito económico en los últimos años. Fuera de eso no hay nada y por eso un equipo de nivel medio-bajo en Inglaterra compite mejor en el mercado que uno que en España quede entre los cuatro primeros.

De todo lo gastado en las cinco principales ligas (España, Francia, Alemania, Italia e Inglaterra) solo el 9 % representa a equipos españoles

Mientras por Europa muchos equipos apenas pasan problemas, para aquí sufren lo indecible para lograr un euro al que sumar a las arcas y acometer fichajes. Se vio en esa necesidad de abrazarse rápidamente a CVC e hipotecar tu futuro para ganar algo más de dinero de forma instantánea. Y ni aun así da. Algunos ya lo avanzaron, como el caso de Florentino Pérez, y el tiempo ha demostrado que tenía razón. El fútbol español está muy mal, pasa por el peor momento económico del siglo y vive amenazado por ello.

Temas

Comentarios
tracking