07 de diciembre de 2022

Los asistentes al partido argentino salen del estadio tapándose las vías respiratorias para proteger del gas lacrinógeno

Los asistentes al partido argentino salen del estadio tapándose las vías respiratorias para proteger del gas lacrimógenoAFP

Liga argentina

Muere un aficionado en los disturbios entre hinchas del partido argentino Gimnasia-Boca

Tenía 57 años y falleció de un paro cardiorespiratorio

Un hombre de 57 años falleció este jueves durante los incidentes ocurridos en el encuentro de la Liga argentina entre el Gimnasia y Esgrima y el Boca Juniors por un paro cardiorespiratorio.
«Confirmo que hay una persona muerta. Esta persona fallece de un paro cardíaco», dijo Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.
Las autoridades del hospital San Martín de La Plata confirmaron el fallecimiento de César Regueiro, hincha del Gimnasia, a causa de un paro cardiorespiratorio mientras era trasladado desde el estadio de Gimnasia al centro asistencial.
La Asociación de Fútbol Argentino ha trasladado sus condolencias en un comunicado. «La Asociación del Fútbol Argentino, con el Presidente Claudio Tapia a la cabeza, lamenta con dolor el fallecimiento de César Gustavo Regueiro, simpatizante del club Gimnasia», compartió la AFA (Asociación del Fútbol Argentino).
El partido de la Liga argentina fue suspendido a los nueve minutos del comienzo debido a los incidentes con hinchas registrados en algunos accesos del estadio, que obligaron a la policía a intervenir con gases lacrimógenos y balas de goma. Un camarógrafo del canal deportivo TyC fue herido por balas de goma y decenas de espectadores debieron ser derivados a hospitales por el efecto de los gases, según reportaron medios locales.
Los primeros incidentes se registraron unos quince minutos antes del comienzo del partido por el intento de fanáticos de ingresar en las tribunas del Estadio Único.
El árbitro Hernán Mastrángelo decidió suspender el encuentro tras una espera de unos 45 minutos en la que el panorama no varió y el ambiente se tornó más tenso por la nube de gases en el campo y sus alrededores. «Lo que iba a ser una fiesta termina en esto, nos duele a todos lo que pasó, es tremendo y lo lamentamos», dijo el DT de Boca Juniors, Hugo Ibarra, a los periodistas.
Comentarios
tracking