Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

Unai Emery dirigiendo un partido de Premier League

Unai Emery dirigiendo un partido de Premier LeagueEFE

El renacer del Aston Villa con Unai Emery: de la mediocridad a uno de los mejores equipos de Inglaterra

El 6 de noviembre del año pasado Unai Emery dirigió su primer partido como entrenador del Aston Villa. Había abandonado el Villarreal a mitad de temporada tras históricas campañas europeas levantando la Europa League y alcanzando las semifinales de la Champions League para asumir el cargo de una entidad histórica que se encontraba atrapada en una mediocridad acuciante. Tenían buenos jugadores, lo suficientemente buenos como para no arriesgarse a un descenso, pero les faltaba la estructura colectiva que les permitiera optar a plazas europeas.
Ese primer partido una victoria por 3-1 ante el Manchester United fue el origen de un ascenso imparable. Si solo valiesen los puntos desde ese día, la jornada 15, el Aston Villa habría finalizado la liga en posiciones Champions. Lo hizo en séptima posición, logrando una valiosísima clasificación a competiciones europeas y firmando el mejor resultado del club desde 2010. Esta temporada, acercándonos al ecuador de la misma, el Aston Villa marcha en tercer lugar. A cuatro puntos del liderato.
Emery está haciendo mejores a sus jugadores y, merced a los buenos resultados, está logrando atraer a jugadores mediáticos a la entidad, subiendo el nivel de la plantilla. El pasado verano se gastaron más de 90 millones de euros en jugadores como Pau Torres, Moussa Diaby, Nicolò Zaniolo o Youri Tielemans.

Mejora individual de los jugadores

También ha logrado mejorar el rendimiento de jugadores que ya estaban presentes cuando él llegó. Es el caso del portero argentino 'Dibu' Martínez, campeón del mundo y galardonado con los premios The Best y el trofeo Yashin. Más allá de estos reconocimientos, que pueden ser más o menos justos, lo que sí es cierto es que el argentino es mejor portero ahora que hace un año. A sus habilidades parando, ha añadido un juego de pies sobresaliente, ayudando al equipo a salir jugando desde atrás.
El español Pau Torres firmó en verano por el Aston Villa

El español Pau Torres firmó en verano por el Aston VillaEFE

Otros casos significativos son los de Douglas Luiz y Ollie Watkins. El centrocampista brasileño, exjugador del Girona, ha pasado en cuestión de unos meses a dar casi 15 pases más por partido, siendo su frecuencia de participación altísima, de estar permanentemente conectado al juego y tomando cada vez mejores decisiones.
El delantero inglés, que la temporada pasada se fue a los 15 goles y seis asistencias, en 14 partidos de esta temporada ya está por los ocho goles y seis asistencias. Ha llamado la atención de Gareth Southgate, que le está llamando para la absoluta de Inglaterra.
Lo más importante que hizo Emery nada más llegar fue dotar de identidad al equipo. Ser reconocibles, no dependientes de lo que haga el rival, y con comportamientos similares sin importar quien juegue. Unos patrones distinguidos. Para el técnico vasco, la identidad la marca la altura de la línea defensiva, siendo notorio lo arriba que defienden, siempre buscando dejar en fuera de juego al rival.
Además, con balón, disfrazan su aparente calma saliendo jugando con la velocidad que le imprimen al juego una vez pasan de mediocampo, donde cuentan con gente muy rápida que destroza a los rivales a campo abierto.
Unai Emery puede dejar el Villarreal para irse a Inglaterra a entrenar

Unai Emery, en una imagen de archivoAFP

Han convertido su estadio, el mítico Villa Park, en un auténtico fortín donde cuentan cada partido por victoria, incluyendo una (la más reciente) ante el Manchester City donde los entrenados por Pep Guardiola se vieron claramente superados. Si mejoran su rendimiento como visitantes, donde además han sufrido alguna derrota dolorosa ante rivales directos (5-1 vs Newcastle, 3-0 vs Liverpool), serían verdaderos candidatos para romper la hegemonía del llamado Big-6 de la Premier League y volver a la Champions League, competición que ya ganaron en 1982.

Envidiable palmarés

Mientras, como preparación, se postulan como uno de los grandes aspirantes a levantar la Conference League el próximo mes de mayo, sumando una competición más al increíble palmarés europeo del técnico español -cuatro Europa League entre Sevilla y Villarreal-.
Mientras a Unai le persigue la sombra de no haber sabido aprovechar sus oportunidades en la súper élite, ni en el PSG donde llegó a perder una liga ante el Monaco de Mbappé y fue el entrenador del 6-1 en el Camp Nou, ni en el Arsenal donde el reto de suceder a Arsène Wenger en una plantilla limitada y mal compensada le quedó grande. Sin embargo, el resto de sus trabajos rozan el sobresaliente y su nueva experiencia en Inglaterra no está siendo una excepción.
Comentarios
tracking