Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

Jude Bellingham le dio el gol de la victoria al Real Madrid

Jude Bellingham le dio el gol de la victoria al Real MadridAFP

Real Madrid 3-2 Barcelona

Jude Bellingham aparece en el momento más indicado para darle al Madrid un triunfo agónico que vale una Liga

El centrocampista resurgió como el ave fénix y le dio al Madrid una victoria que deja a los azulgranas a 11 puntos de distancia

Llevaba dos meses desaparecido. La gente ya le estaba criticando injustamente. Pero Jude Bellingham fichó por el Real Madrid para momentos como estos. Como ya sucedió en Montjuic, el centrocampista inglés resurgió como el ave fénix y le dio al conjunto blanco un triunfo agónico que vale una Liga y que deja al Barça a 11 puntos con 18 todavía por jugar. Esto es el Madrid y este es Jude Bellingham (3-2).
La ciudad de Madrid se despertó con un olor especial y es que este domingo era un día grande en Chamartín. Un día en el que se podían decidir muchas cosas en el campeonato liguero. Y el Bernabéu lució sus mejores galas para recibir al Barcelona, su eterno rival y al que siempre se le apetece ganar para demostrar quién manda en España. Y es que este domingo, el Real Madrid podía dar el estacazo definitivo en esta Liga.
El Clásico empezó con ambos equipos mostrando un respeto mutuo y jugando con cabeza. En partidos así, mantener la cabeza fría se antoja fundamental. El Madrid intentó sorprender a la contra por medio del efervescente Vinicius, pero Koundé tenía bastante bien controlado al extremo brasileño.
Mientras tanto, el Barcelona esperaba un error blanco para mostrar su carta de presentación. Y en el minuto seis de partido, Andreas Christensen se impulsó en el aire para rematar un buen saque de esquina botado por Raphinha y sorprendió a Lunin para poner el 0-1 en el marcador y empezar mandando en el Clásico.
El plan de partido se asemejaba mucho al duelo de ida de cuartos ante el City. Y sin tiempo que perder, el Madrid se puso manos a la obra para buscar el gol de la igualada. Los de Ancelotti gozaron de dos buenas ocasiones a balón parado, pero los remates se iban por encima de la portería de Ter Stegen. El Bernabéu empezó a alentar a los suyos.
El Madrid empezó a mejorar con el paso de los minutos. Los de Ancelotti se sacudieron la pereza inicial y empezaron a acercarse con mucho peligro al área de Ter Stegen. Y en una jugada en la que a priori no iba a suceder nada, Lucas Vázquez le ganó la posición a Joao Cancelo, se internó dentro del área y fue trastabillado por Pau Cubarsí. Penalti. Vinicius cogió el balón y transformó la pena máxima para darle el empate al Madrid y provocar el primer rugido de la noche del coliseo blanco.
El Fondo Sur empezó a jugar su partido y se pasó al cruce de cánticos. Poco antes del minuto 30 del primer tiempo, el Barça reclamó un remate de tacón de Lamine Yamal que, a su juicio, había traspasado la línea de gol y que Lunin había sacado. Después de unos minutos de deliberación, Soto Grado dictaminó que el esférico no había traspasado en su totalidad la divisoria. En ese periodo de tiempo, el madridismo se temía lo peor y la posterior decisión se celebró como si fuera el gol que le daba la Champions al equipo blanco.
Lamine Yamal intenta irse de Rüdiger en velocidad

Lamine Yamal intenta irse de Rüdiger en velocidadAFP

Después de esa acción, el partido bajó un pelín las revoluciones y se entró en un tramo en el que ni Madrid ni Barcelona querían cometer errores de bulto. Un gol antes del descanso podría ser mortal para cualquiera. El que se empezaba a desesperar en la banda era Xavi. Nada nuevo teniendo en cuenta su temperamento cuando las cosas no salen como a él le gustarían.
El Real Madrid lo intentó de todas las maneras. Y lo cierto es que los muchachos de Ancelotti estaban siendo capaces de sorprender al Barça al espacio, pero el problema era que en el momento del remate los defensas culés ya estaban encima de los jugadores madridistas.
Antes del descanso, Vinicius se benefició de una pérdida de Christensen y en vez de definir rápido se enredó con un par de florituras incomprensibles y el Madrid se quedó sin la oportunidad de poder irse al descanso con ese 2-1 que sabría a gloria teniendo en cuenta lo mal que se empezó. El que tuvo que abandonar el terreno de juego antes de tiempo fue De Jong. El neerlandés fue al corte con Fede Valverde y acabó lesionado con el tobillo maltrecho. Pedri sustituyó al '21' barcelonista.
Tras el descanso y para intentar de ganar algo de claridad ofensiva en el centro del campo, Xavi optó por dejar en el banquillo a Christensen y dar entrada al vívido y enérgico Fermín López. El Barça se hizo con el control del cuero y el Madrid esperaba para aprovechar alguna pérdida culé para salir en tromba. De hecho, Jude Bellingham se quedó cerca del 2-1, pero el disparo del inglés salió muy centrado y Ter Stegen la detuvo con facilidad.
El partido estaba bastante abierto y podía pasar cualquier cosa. Tanto Real Madrid como Barcelona gozaron de sus ocasiones, pero era el equipo de Xavi el que se acercaba con más sentido a la portería defendida por Lunin. Ferran Torres ganó en carrera a Camavinga y después de forcejear con el futbolista francés, su disparo se fue cruzado y no se coló en la portería madridista de milagro.
El centrocampista croata del Real Madrid Luka Modrić (c) disputa un balón con el delantero brasileño del FC Barcelona Raphinha

Luka Modrić disputa un balón con RaphinhaEFE

El Barça estaba avisando. Lamine Yamal estaba siendo el mayor agitador de los azulgranas y de sus botas salió el taconazo que dejó solo a un Fermín López que estuvo listo a la hora de definir y silenció al Bernabéu. El '16' culé se vino arriba y emuló a Messi subiéndose a la grada delante de los aficionados madridistas.
Misma película que en el primer tiempo. El Madrid no se vino abajo, metió una marcha más para ir a buscar el gol del empate y tardó literalmente cuatro minutos en marcar el tanto de la igualada. Vinicius avanzó solo y metió un centro lateral que fue rematado por un Lucas Vázquez que se adelantó a Joao Cancelo para rematar plácidamente.
Y lo que es el fútbol. El Bernabéu se vino arriba para darle el último impulso al Madrid y en el minuto 91, Jude Bellingham apareció en el momento que soñaban todos los madridistas para rematar con el corazón y el alma un gol que provocó el rugido ensordecedor de un Bernabéu que sabía que la Liga se quedaba en la capital de España. Victoria alucinante del Real Madrid.

Ficha técnica

Real Madrid 3: Lunin; Lucas Vázquez, Tchouaméni, Rüdiger, Camavinga (Fran García, 71'); Kroos (Brahim, 71'), Valverde, Modric, Bellingham; Rodrygo (Militao, 74') y Vinicius (Joselu, 82').

​Barcelona 2: Ter Stegen; Koundé, Araujo, Cubarsí, Cancelo; De Jong (Pedri, 45'), Christensen (Fermín López, 46'), Gündogan; Lamine Yamal, Lewandowski (Ferran Torres, 64'), Raphinha (Joao Félix, 64')

​Goles: 0-1 Christensen (6'); 1-1 Vinicius (p. 18'); 1-2 Fermín López (69'); 2-2 Lucas Vázquez (73'); 3-2 Jude Bellingham (91')

​Árbitro: César Soto Grado, comité riojano. Amonestó a los locales Camavinga (33'), Vinicius (75) y Luka Modric (83') y a los visitantes Jules Koundé (75') y Pau Cubarsí (90')

​Estadio: Santiago Bernabéu (Madrid). 77.981 espectadores
Comentarios
tracking