07 de diciembre de 2022

El tenista Carlos Alcaraz, y el tenista Rafael Nadal, se estrechan la mano tras el encuentro de cuartos de final del Mutua Madrid Open este viernes en la Caja Mágica en Madrid

Desde el año 2000 no había dos jugadores del mismo país en lo más alto del rankingEFE

El tenis español alcanza la excelencia en la mejor convivencia entre dos generaciones

Tres Grand Slam ganados, dos jugadores en lo más alto del ranking ATP... el 2022 es el mejor año de toda la historia

El año 2022 está siendo inolvidable para el tenis español. La generación dorada de nuestro tenis, liderada por Rafa Nadal, sigue todavía mostrándose combativa, mientras que los nuevos tenistas, destacando por encima de todos a Carlos Alcaraz, están comenzando a brillar y a dejar claro que el futuro de nuestro tenis está asegurado.
En este 2022, en el que ambas generaciones están conviviendo (aquí radica el primer gran éxito), el tenis español está cuajando una temporada espectacular. La mejor de siempre. Tres de los cuatro Grand Slam del año han sido para españoles, en concreto para Nadal (Open de Australia y Roland Garros) y para Alcaraz (US Open). Aunque no solo ellos han hecho que este año esté siendo inolvidable, ya que Pablo Carreño también se ha hecho con un título importante cuando se proclamó campeón del Masters 1000 de Canadá. Otros tenistas que también han contribuido a esta gesta han sido Roberto Bautista (campeón en Doha), Albert Ramos (campeón en Córdoba, Argentina) y Pedro Martínez (campeón en Santiago de Chile). Además, España cuenta con diez jugadores entre los 100 primeros del ranking ATP, solo superado por Estados Unidos que tiene 13.
Lo hecho por Alcaraz y Nadal, que se han colocado en las dos primeras posiciones del ranking, es algo pocas veces visto en el mundo del tenis. De hecho, ningún país en el siglo XXI había tenido a dos tenistas en los dos primeros puestos del ranking a la vez. Hay que irse al año 2000 para ver algo así, cuando dos estadounidenses –Pete Sampras y Andre Agassi–estaban en los primeros puestos de la ATP. Que esto suceda en un país como España es algo histórico, ya que la inversión de la Real Federación Española de Tenis (RFET) es inferior a la que hacen países como Francia, Italia, Estados Unidos o Australia, que son actualmente las que más están potenciando el tenis base.
No obstante, la RFET también ha aumentado el gasto estos últimos años, con más torneos Challenger –competiciones de menor nivel pero que dan puntos ATP– y apoyando a que sus grandes figuras lleven a cabo proyectos como la Academia de Rafa Nadal o la de Juan Carlos Ferrero, que han servido para que jóvenes promesas tengan un sitio fijo donde entrenar y además seguir estudiando. Estas escuelas ayudan también a dar los primeros pasos en un mundo tan difícil como el tenis, donde la competencia es durísima desde el primer día y sin una buena base económica es muy difícil llegar a las posiciones de arriba del ranking.

Cerrar el año a lo grande

La temporada 2022 todavía no ha terminado y el tenis español puede poner el broche de oro haciéndose con la Copa Davis. España está clasificada para la final que se disputa en Málaga y sería fundamental para la RFET poder alzarse con esta competición. A pesar de no poder contar con Rafa Nadal en el equipo, el combinado español es uno de los favoritos, de hecho, para el italiano Yannick Sinner es el claro favorito. «Sin duda digo que España, aunque sea sin Rafael Nadal. Tienen al tenista número uno del mundo, además de Pablo Carreño, Roberto Bautista y muchos otros», comentó Sinner en una rueda de prensa.
Otra de las cosas pendientes para el tenis español estará en mantener las dos primeras posiciones del ranking hasta final de año, algo que dependerá sobre todo de los torneos que juegue Nadal, ya que en el caso de Alcaraz será difícil que alguien le mueva del número uno esta temporada, pues de aquí a final de año no defiende prácticamente ningún punto y cualquier torneo que juegue le servirá para poner más distancia con sus perseguidores. Nadal, en cambio, se espera que como mucho juegue el Masters 1000 de París y la Copa de Maestros, que se disputa en Turín. El objetivo de Rafa será alzarse con este título, que es el único gran torneo que le falta en su carrera. De conseguirlo, se convertiría junto con Agassi en los únicos jugadores con todos los grandes torneos conquistados.

Tenis femenino, asignatura pendiente

El único pero que tiene el tenis español esta temporada ha sido el femenino. Ni Badosa ni Muguruza han conseguido mantener el nivel que dieron el año pasado. A ambas se las ve perdidas en la cancha de tenis y sin confianza. Además, solo cuatro españolas están ahora mismo en el top 100 y ninguna de ellas está cosechando buenos resultados. La RFET deberá trabajar en este los próximos años para alcanzar logros similares a los que está obteniendo el tenis masculino.
Comentarios
tracking