20 de enero de 2022

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa de presentación del primer informe de rendición de cuentas del EjecutivoEFE

La promesa incumplida del recibo de la luz

El truco dialéctico al que se agarra Sánchez para dar por cumplida su promesa de la luz

El Gobierno incluye en su cálculo a los usuarios ajenos al mercado eléctrico para dar por cumplida su promesa de la luz. Cuatro de cada diez consumidores ha sufrido un encarecimiento con respecto a 2018
«El compromiso del Gobierno de España, es que cuando termine el año el promedio de la factura de la luz que cualquier ciudadano que nos esté viendo haya pagado en 2018 va a ser semejante, lógicamente descontada la inflación, a lo que paguemos en 2021», con esta frase Pedro Sánchez lanzó la promesa que –meses después- el Ejecutivo ha dado por cumplida.
Catorce días después del inicio del año, la cuenta de Twitter del PSOE saca pecho por las palabras de Sánchez y se apoya en un informe en el que CaixaBank Research -tras analizar las facturas de la luz de dos millones de clientes de la entidad- confirma el éxito de la promesa del Gobierno.
Sin embargo, las palabras de Sánchez incluyen un comodín del que el PSOE se ha aprovechado para dar por cumplida la palabra del presidente.

El Gobierno incluye a los consumidores del mercado libre en su cálculo

Durante todo el año 2021, los consumidores han sido testigos de la escalada de los precios de la luz. Día tras día, el mercado mayorista de la electricidad ha ido rompiendo techos, superando incluso los 300 euros/MWh durante la segunda mitad del mes de diciembre.
Los recibos se dividen en dos tipos de contratos. Los sujetos al mercado libre no están sometidos a la volatilidad del mercado diario, en su lugar pagan un precio fijo que se renegocia de manera anual. En España hay 16,2 millones de hogares subyugados a este tipo de contrato. Ellos han sido los «grandes beneficiados». Han visto abaratar su recibo en unos 40 euros, gracias a la rebaja extraordinaria del IVA o la suspensión temporal del impuesto de producción eléctrica aplicada por el Gobierno ante la espiral de la electricidad.

Cuatro de cada diez han pagado más que en 2018

Por el contrario, cerca de diez millones de hogares españoles estas suscritos a la tarifa regulada o PVPC. Ellos han sido los grandes perjudicados por los vaivenes de los precios que cada día han protagonizado las portadas de los medios. De hecho, según el propio informe publicado por CaixaBank, los usuarios sujetos al PVPC pagaron 20 euros más en 2021 (579 euros), de los que pagaron en 2018 (559 euros). Un incremento del 3,5 % de la luz, que se produce incluso contando con la reducción de los impuestos.
Sumando el saldo obtenido por ambos tipos de usuarios, el resultado es que el recibo ha disminuido un 0,6 % con respecto a 2018, según el informe de CaixaBank Research. Y es ahí donde reside el ‘comodín’ de Sánchez. Al hacer la media, pareciera como si cuatro de cada diez usuarios no hubieran visto crecer su factura en 2021.

Temas

tracking