16 de agosto de 2022

Un grupo de personas protesta por las restricciones y reclama soluciones a la crisis económica

Un grupo de personas protesta por las restricciones y reclama soluciones a la crisis económicaGTRES

Crisis de inflación

Hogares y empresas ante los tambores de recesión: «Mi restaurante tiene los días contados»

Los españoles encaran un verano extraño marcado por la amenaza de la recesión. Tres de cada diez ha anulado sus vacaciones

España se asoma al último verano de dinamismo antes de un otoño e invierno especialmente fríos en lo económico. Los españoles se lanzan al furor del consumo de julio y agosto, antes de que la rutina les devuelva a la tensión de los recibos, las facturas y las cuentas a final de mes. Los hogares y las empresas afrontan los meses de descuento previos a la recisión de la que alertan buena parte de los analistas.
«Tenemos mucho miedo a que en septiembre vuelva a haber problemas en la economía», dice Alessandro, un italiano que hace décadas instaló una pizzería en Granada. Hace unos meses, este hostelero decidió diversificar su negocio. Muy afectado por las restricciones durante la pandemia, Alessandro abrió varias máquinas de vending de pizza a lo largo de la ciudad andaluza.

Nos da miedo que vuelvan las restricciones en septiembre, están subiendo los contagiosAlessandro (Granada)Hostelero

Un negocio con costes mucho menores a los que le demanda el restaurante que sigue manteniendo abierto. «Tenemos bastante claro que el restaurante tiene los días contados. La estructura con empleados ya no se puede mantener. Por eso estamos invirtiendo totalmente en lo otro», cuenta este italiano a El Debate.
El pasado domingo, el Consenso Económico de PwC lanzó un informe de perspectivas sobre la economía española. El análisis publicado por la ‘Big Four’ rebaja su previsión de crecimiento para el PIB de 2022 al 4 %. «Nuestros expertos creen que la situación actual no es del todo mala y son también optimistas respecto al próximo trimestre. Sin embargo, más allá del verano sus previsiones se oscurecen, en gran parte por culpa de la inflación», afirma el documento.

La economía española desaceleró ya en el primer trimestre

El pronóstico se ha convertido en una sensación permanente para muchos españoles. «Nos estamos acostumbrado a que la gasolina, o la compra en el super sea cada vez un poquito más cara, pero la diferencia con el año pasado es tremenda», dice Javier, trabajador de una popular librería de Madrid. «Nos vamos de vacaciones con el dinero que conseguimos ahorrar el año pasado, pero en lugar de dos semanas, pasaremos fuera solo una», confiesa.
La pasada semana, la plataforma Appinio desveló que cuatro de cada diez españoles han decidido posponer sus vacaciones. El encarecimiento de la mayor parte de los productos ha hecho mella en las cuentas de los hogares. El informe apunta a que un 30 % de las familias han decidido cancelar sus viajes. Otro muchos han descartado pasar unos días en la playa, para quedarse en sus pueblos o directamente en sus casas. La gran mayoría, un 60 %, acortará la duración sus vacaciones.
Es la manera de reaccionar ante lo que pueda llegar. «Llevamos tiempo recortando gastos menores, no para ahorrar, sino para reducir el impacto de la subida de los precios», dice Javier que este verano pasará una de sus dos semanas libres en la casa de sus padres, en un pueblo de Toledo, junto al resto de su familia.

No se cuánto me subirá la hipotecaLucas (Valencia)Profesor de 42 años

Según el informe de la consultora PwC, en un trimestre, la estimación de sus expertos sobre la inflación a finales de año ha aumentado en dos puntos, del 4,69 % al 6,64 %. «Este pesimismo se fundamenta, sobre todo, en un empeoramiento de la situación financiera de las familias y en una caída, en los próximos seis meses, tanto del consumo como de la demanda de vivienda», dice el informe que sustenta esta afirmación en la opinión del 43,5 % y el 39,1 % de los encuestados, respectivamente.
Lucas, un profesor de 42 años de Valencia, se echa a temblar pensando en la cuota de su hipoteca variable. Cuenta que le toca revisión en diciembre. «No se cuánto me subirá la hipoteca, pero desde que subió el euríbor hemos instalado en casa una economía de guerra», dice. El índice cerró junio en el 0,852 %, su tasa más alta desde el lejano mes de agosto de 2012. Con esta subida, la cuota de una hipoteca como la de Lucas -de unos 150.000 euros- se encarecerá cada mes en más de 90 euros. Es tan solo una de las sombras que le esperan a los hogares españoles tras el falso respiro del verano.

Escrivá cree que la posibilidad de recesión es muy baja

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha afirmado este lunes que la probabilidad de que España entre en recesión económica en los próximos meses es «muy baja» dada la «resiliencia» del mercado laboral, el despliegue de los fondos europeos y la «holgada» posición financiera neta de las familias, entre otros elementos.

Escrivá, en declaraciones a La Sexta, ha recordado que para que se produzca una recesión son necesarios varios trimestres de caída del PIB, algo que «no ve» para el caso español con las «palancas» con las que cuenta actualmente la economía. «Eso no quiere decir que no pueda producirse una desaceleración significativa», ha precisado.

​La recesión se producen -recuerdan los expertos- cuando se registran caídas dos meses consecutivas en el PIB.
Comentarios
tracking