09 de diciembre de 2022

José María Rotellar

Portugal y España: dos políticas y dos resultados

Desde hace años, Portugal aplica una política de atracción de contribuyentes que le está dando muy buenos resultados

Podríamos pensar que Portugal aplica la misma política económica que España, al ser ambos gobiernos socialistas, pero nada más lejos de la realidad, pues mientras que en el país vecino se lleva a cabo una política racional, en España se gobierna sólo desde la demagogia y el populismo.
Eso hace que Portugal esté prosperando cada vez más y que la economía española se esté quedando rezagada. Es verdad que España es el principal país de la Península Ibérica, tanto por tamaño como por riqueza, pero de seguir con la política de Sánchez, puede llegar a perder esa importancia como destino de inversiones y ciudadanos.
Desde hace años, Portugal aplica una política de atracción de contribuyentes que le está dando muy buenos resultados: frente al ánimo confiscatorio del Gobierno de Sánchez, Portugal ofrece tipos bajos para las personas físicas y menos trabas para las personas jurídicas. Esto hace que muchas personas se estén yendo a Portugal para instalar allí su residencia, elemento que merma las posibilidades de crecimiento de España.
Desde las mascarillas hasta los impuestos, pasando por el nivel de empleo, Portugal mantiene un mejor comportamiento que el freno que Sánchez le está poniendo al desarrollo de la economía española. Si Portugal no hace obligatorio el uso de las mascarillas en ninguna parte, si tiene los impuestos más bajos y si ofrece un país con menos trabas y en el que se intenta que los ciudadanos vivan fuera de un estado permanente de obras y de prohibiciones, en España sucede todo lo contrario. Al final, los agentes económicos votan con los pies y se marchan al destino más agradable, que, en este caso, debido al mérito portugués y al demérito de Sánchez, es Portugal.
Y distintas políticas dan distintos resultados:
• Crecimiento del PIB intertrimestral: Portugal crece el doble que España en el IIITR-2022. Así, crece un 0,4 % frente al 0,2 % español.
• Crecimiento interanual del PIB: Portugal crece un 4,9 %, que supone 1,1 puntos más que España.
• Portugal tiene una tasa de paro que es menos de la mitad de la española, con un 6,1 % frente al 12,7 % español.
• En cuanto al paro juvenil, Portugal tiene casi la mitad que España: 17,9 % frente al 32,1 %, respectivamente. Esto muestra cómo la política de Sánchez merma las oportunidades de los jóvenes.
• Eso hace que, en definitiva, desde que gobierna Sánchez (junio de 2018) Portugal ha visto cómo su PIB per cápita crece un 4,46 % entre 2018 y 2021 (último dato publicado) y España retrocede un 1,04 % en ese mismo período. Es decir, Portugal aumenta su riqueza y España la disminuye.
Así, vemos las consecuencias de la nefasta gestión de Sánchez, que frena a la economía española, la mantiene como la que ostenta la mayor tasa de paro, por no hablar del paro juvenil, que resta oportunidades a los más jóvenes, su menor crecimiento económico y su empobrecimiento como país, medido por el PIB per cápita. En definitiva, Sánchez nos empobrece mientras otros países, como Portugal, hacen las cosas bien para tratar de que su país prospere. Sánchez y sus aliados son el auténtico freno y problema de España.
  • José María Rotellar es profesor de la Universidad Francisco de Vitoria.
Comentarios
tracking