Fundado en 1910

20 de abril de 2024

Nadia Calviño, a su llegada a una de las últimas reuniones del Eurogrupo

Nadia Calviño, a su llegada a una de las últimas reuniones del EurogrupoAFP

¿Quiénes son los rivales de Nadia Calviño para presidir el Banco Europeo de Inversiones?

La comisaria de Competencia de la UE, la danesa Margrethe Vestager, es la mejor colocada aunque sus últimas decisiones han sido controvertidas

El Gobierno español anunció esta semana oficialmente la candidatura de Nadia Calviño para presidir el Banco Europeo de Inversiones. Gran desconocido a pequeña escala, se trata de una institución de la Unión Europea que se encarga de conceder financiación a nivel mundial y en la que el presidente, según una normativa, recibe el mismo sueldo que el de la máxima responsable de la Comisión Europea, a razón de 30.600 euros mensuales.
Un puesto goloso al que aspira ahora la vicepresidenta del Gobierno después de que Pedro Sánchez buscara una salida digna para ella por si no repetían legislatura en Moncloa. Calviño tiene buenas referencias en Europa después de pasar años en Bruselas y se trata de una apuesta fuerte para hacerse con la presidencia del Banco Europeo de Inversiones. Sin embargo, la ministra de Asuntos Económicos no lo tendrá nada fácil y el camino que tiene por delante es largo.
Su principal rival la tiene dentro de la propia Comisión Europea. La actual comisaria de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, es la que tiene más papeletas para conseguir el puesto, si bien es cierto que las noticias relacionadas con su nombre no han sido muy buenas en las últimas semanas y ha perdido opciones.
Su decisión de nombrar como alto cargo en Competencia a una americana levantó asperezas en Bruselas. El hecho de que un puesto de relevancia no estuviera ocupado por un europeo fue muy criticado y obligó a Fiona Scott Morton a renunciar a un cargo en el que habría tomado que tomar decisiones sobre grandes compañías estadounidenses como Amazon o Microsoft.
Las críticas más feroces llegaron desde Francia, por lo que si la danesa quiere ser elegida tendrá que restablecer sus relaciones con el Elíseo, ya que es muy difícil en Europa alcanzar un puesto de tanta relevancia sin el apoyo de París y Berlín. El ministro galo de Finanzas, de momento, ya ha dejado claro que apoyarán al candidato que respalde una inversión de la UE en materias de energía nuclear.
Otro rival fuerte de Calviño será el que fuera ministro de Finanzas italiano Daniele Franco. Tecnócrata de gran experiencia en el Banco Nacional Italiano, trabajó durante años también la Comisión Europea y es, según el actual ministro del ramo, una apuesta «sólida» por parte de Roma.
El poder cada vez mayor que asume Italia –y Meloni– en Bruselas puede jugar a favor de Franco a la hora de hacerse con el puesto. En un lugar en el que todo se negocia, Europa tiene muchos frentes abiertos en los que se necesita la ayuda del Gobierno italiano y el nombramiento del presidente del Banco Europeo de Inversiones puede ser una pieza más de la partida de ajedrez.
Menos peso, aunque igualmente destacables, son los nombres de los vicepresidentes del BEI Teresa Czerwinska y Thomas Östros. La polaca fue en su día ministra de Finanzas de su país, al igual que el sueco Östros, que también ocupó diversos puestos en el FMI.
La decisión final se tomará tras un debate en el que tomen parte los 27 Estados miembros. El escenario será un Ecofin, aunque se desconoce aún si será el que tenga lugar el próximo mes de septiembre en Santiago de Compostela o si se celebrará uno extraordinario exclusivamente para tratar la presidencia del BEI.
Comentarios
tracking