Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

El presidente de la Fundación 'laCaixa', Isidro Fainé

El presidente de la Fundación 'laCaixa', Isidro Fainé.LaCaixa

Fainé y Sánchez se reúnen para hablar de CaixaBank y Telefónica

El encuentro se produjo el martes en el contexto de los complejos temas actuales que rodean a la empresa y el Gobierno: Cataluña y los saudíes

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunieron el martes, según han confirmado a El Debate fuentes conocedoras del encuentro.
Los temas sobre los que hablaron no han trascendido, aunque es obvio que hay dos cuestiones importantes que afectan particularmente a la entidad que dirige Fainé: la posible vuelta de la sede social de CaixaBank a Cataluña, tal como demandan Junts y ERC en sus acuerdos con el presidente del Gobierno, y el papel de la entidad catalana en Telefónica tras la entrada de Saudi Telecom Company (STC) en el accionariado de la teleco española.
Ni CaixaBank ni las 8.000 empresas que se fueron de Cataluña han mostrado disposición alguna a volver a su lugar de origen; menos aún teniendo en cuenta la insistencia con la que se habla de un referéndum de autodeterminación. La posibilidad de retorno no está contemplada hoy en día, aunque algunas admiten que podrían planteárselo si desaparece la idea de la independencia y se les hace una buena oferta, por ejemplo, referida a unos impuestos más bajos.
En cualquier caso, no se les puede obligar a volver a Cataluña: la decisión depende del consejo de administración de las empresas.
En cuanto a Telefónica, CaixaBank sigue con su apuesta firme por la compañía. Posee el 4,8 % de los derechos de voto, como se refleja en la CNMV, y Criteria, el holding de la Fundación Bancaria La Caixa, alcanza ya el 2,51 % de las acciones. Lleva dos años comprando títulos e Isidro Fainé es el miembro más antiguo del Consejo de Administración de Telefónica, en el que se mantiene desde el año 1994. Son dos pruebas del compromiso de CaixaBank con Telefónica, algo que puede ayudar a que la compañía mantenga su españolidad. Para lograrlo se apoyará en el BBVA (tiene el 4,8 % de los derechos de voto) y quizá en la SEPI, a través de la cual se dice que el Gobierno quiere alcanzar el 5 %. Entre los tres ostentarían alrededor del 15 % de las acciones, suficiente para hacer frente al casi 10 % que podría alcanzar STC si Moncloa le autoriza.
El holding de La Caixa ya ha servido en otras ocasiones para mantener la españolidad de la compañía. El ejemplo más claro ha sido Naturgy. En ella mantiene un 26,7 % de las acciones, frente al 54 % de tres fondos internacionales -GIP, CVC e IFM.
El modo de actuar de La Caixa hasta ahora ha sido este, pero queda por ver qué ocurrirá cuando no esté Isidro Fainé. El presidente tiene 81 años y aún no ha nombrado sucesor, a falta de dos años para el término de su mandato. Según El Confidencial, la futura cúpula de La Caixa fue uno de los temas debatidos entre Fainé y Sánchez. Apuntan como posible sucesor a la mano derecha del actual presidente de la Fundación, Juan José López Burniol, alguien que no es mucho más joven que Fainé: tiene 78 años. Está por ver qué pasa en el futuro. Las fuentes conocedoras del encuentro enmarcan la reunión entre Fainé y Sánchez en la normalidad institucional, aunque lo cierto es que no se habían reunido en muchas ocasiones; desde luego, no recientemente.
Comentarios
tracking