Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

El 14,3 % de los hogares en España no lograron mantener una temperatura adecuada en su vivienda en invierno

El 14,3 % de los hogares en España no lograron mantener una temperatura adecuada en su vivienda en inviernoGTRES

Invierno

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción? ¿Cuál es el más barato?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), cada hogar español gasta de media al año 640 euros en calefacción

Con la llegada de las bajas temperaturas los españoles nos preparamos para el invierno sacando los abrigos más gruesos del altillo y equipando nuestras casas con edredones y mantas. No obstante, esto no es siempre suficiente y es necesario recurrir a diferentes sistemas de calefacción para poder hacer frente al frío en nuestro propio hogar.
Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), cada hogar español gasta al año en calefacción 640 euros de media, una cifra elevada que puede llegar a incrementarse si los precios de la energía se mantienen tan altos como actualmente. ¿Y cuáles es la mejor opción para una calefacción eficiente y barata?

Lo más barato: bombas de calor y estufas de pellets

La OCU ha analizado el coste anual de calentar una vivienda de 90 metros cuadrados en una región fría, como pueden ser Madrid o Albacete con las tecnología habituales y, en lo que a gasto se refiere, ha obtenido dos claros ganadores: la calefacción con biomasa y la aerotermia.
Las estufas y calderas de biomasa aprovechan los residuos orgánicos de las podas o los huesos de aceituna, por lo que son una opción sostenible. Las estufas distribuyen aire caliente, mientras que las calderas calientan un circuito de agua que distribuye el calor con radiadores o suelo radiante.
Son recomendables en aquellas casas en las que exista suficiente espacio para almacenar los sacos de pellets o huesos. Además las calderas necesitan un depósito en el que almacenar la biomasa.
En el caso de calentar una casa de 90m2, el coste es de unos 559 euros al año (además de que se considera una opción sostenible, ya que sus emisiones de dióxido de carbono son nulas. No obstante es necesario un conducto de evacuación de humos al exterior y necesitan de un mantenimiento frecuente, ya que hay que retirar las cenizas y limpiar la cámara de combustión para un correcto funcionamiento.
En el caso de las bombas de calor, estas intercambian energía con el exterior para calentar o refrigerar una estancia. Las hay de dos tipos:
  • Aire acondicionado (bombas de calor aire-aire). La energía térmica del exterior es utilizada para calentar o refrigerar el aire que se encuentra dentro de la casa.
  • Aerotermia (bombas de calor aire-agua). Estas bombas de calor calientan el agua de un circuito, similar a lo que hace una caldera. Son adecuados para obra nueva o si se quiere realizar una reforma completa.
A su favor podemos decir que son muy eficientes, ya que por cada kWh hora que consumen de electricidad aportan 4 kWh de calor. A pesar del precio elevado de la electricidad, su gasto en energía resulta muy económico, entre 240 y 300 euros al año (para los sistemas de aerotermia es posible que haya que subir la potencia contratada). Además permite refrigerar la vivienda en verano y es considerada una opción renovable.
Lo malo de estos sistemas es que requieren unidades exteriores y para sistemas de aerotermia la inversión es elevada.
Comentarios
tracking