Fundado en 1910

24 de febrero de 2024

Generar entornos cardiosaludables en el entorno de trabajo puede reducir el absentismo y el desarrollo de enfermedades

Un accidente laboral in itinere es aquel que sufre un empleado durante el camino entre su domicilio y el trabajoGTRES

Empleo

Estas son las situaciones consideradas accidentes de trabajo 'in itinere'

Se considera accidente de trabajo «toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena»

Según establece el artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social, «un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena», incluyendo a autónomos y a trabajadoras del hogar.
Tal y como explican desde el Instituto Sindical de Trabajo y Salud, un accidente laboral siempre tiene que cumplir con dos requisitos: que se produzca una lesión corporal, incluyendo entre ellas enfermedades mentales y psicológicas, y que tenga lugar en el trabajo o en consecuencia de este. Es decir, un accidente puede considerarse laboral incluso cuando se produce en un escenario diferente al del entorno de trabajo.

¿Qué es un accidente laboral 'in itinere'?

Un accidente laboral in itinere es aquel que sufre un empleado durante el camino entre su domicilio y el trabajo y viceversa, independientemente del medio de transporte utilizado.
No se consideran accidentes laborales in itinere:
  • Los producidos cuando no se ha iniciado el desplazamiento.
  • Los producidos una vez finalizado el desplazamiento.
  • Aquellos que se producen dentro del domicilio.
  • Los que se producen cuando el desplazamiento se realiza con algún tipo de imprudencia temeraria.
  • Aquellos producidos cuando el medio de transporte supone un riesgo grave o inminente para quien lo utilice.
  • Los producidos cuando el trayecto es inadecuado o se ha modificado de manera injustificable.
  • Los que se dan cuando hay alteraciones anormales de tiempo.
Por tanto, solo se considera accidente in itinere cuando el siniestro se produce después de salir de trabajar o antes de llegar a él, siempre que el desplazamiento se realice por el trayecto habitual. Solo si se respeta esto, el empleado podrá reclamar una indemnización.

Indemnizaciones

Las indemnizaciones por accidente laboral son diferentes a las que pueden obtenerse cuando se produce una baja por enfermedad común, tal y como explica la página de la Seguridad Social:
  • Enfermedad común y accidente no laboral. Se calcula con el 60 % de la base reguladora desde el cuarto día de la baja hasta el veinteavo inclusive y con el 75 % desde el día 21 en adelante.
  • Enfermedad profesional o accidente de trabajo. Se calcula con el 75 % de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja en el trabajo.
En el caso de accidente de trabajo, el empleado deberá adjuntar la denuncia policial del accidente, el informe de los servicios sanitarios y pruebas gráficas de lo sucedido. Finalmente, tendrá que avisar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o al Instituto Social de la Marina (ISM), a la Mutua colaboradora con la Seguridad Social, o a las empresas autorizadas a colaborar voluntariamente en la gestión de la incapacidad temporal, dependiendo de la cobertura gestionada por la empresa, para que estas tramiten el pago.
Los trabajadores por cuenta propia recibirán el pago directamente de la entidad gestora o la mutua competente mientras que los trabajadores por cuenta ajena recibirán el pago a través de la empresa como pago delegado con la misma periodicidad que los salarios. En el caso de enfermedad común o accidente no laboral, en ingreso entre el cuarto y el quinceavo día de la baja corre a cargo del empresario y el resto es responsabilidad del INSS o de la mutua.

Temas

Comentarios
tracking