04 de julio de 2022

De izquierda a derecha, Macarena Olona, Santiago Abascal e Iván Espinosa de los Monteros.

De izquierda a derecha, Macarena Olona, Santiago Abascal e Iván Espinosa de los MonterosSergio R. Moreno / GTRES

Los tribunales y Vox

Las victorias judiciales dan impulso político a Vox

La formación de Santiago Abascal ha ganado numerosos pleitos contra decisiones del Gobierno o contra el separatismo 

El partido de Santiago Abascal ha sumado este viernes otro hito más en el tablero de su particular, y muchas veces solitaria, partida judicial. El Juzgado de Instrucción Número 29 de Madrid ha citado a declarar en calidad de imputado el 29 de octubre al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, a raíz de la querella interpuesta por el partido político por un presunto delito de malversación de caudales públicos, desoyendo el deseo de la Fiscalía por archivar el caso. La apertura romántica del «gambito de Rey Abascal» en los tribunales pudo significar muchas complejidades al inicio de la andadura política de la formación, pero un día más, cambiaron un peón por la reina. ¿Cuáles han sido los jaque mate más conocidos de Vox ante los tribunales?
Santiago Abascal, en un mitin de Vox

Santiago Abascal, en un mitin de VoxAFP

El «peón retrasado» de Tezanos

El Juzgado madrileño admitió en agosto a trámite la querella interpuesta contra Tezanos. Según informó Vox, el instructor solicitó al CIS las actas de trabajo en las que se acuerdan los criterios de elaboración de las encuestas entre 2018 y 2020 o en las que figure justificación para el «cambio de técnicas» aplicables a dichos instrumentos, así como el programa de cumplimiento normativo y control de delitos y las cuentas anuales de 2018 a 2020. La formación aportó un informe pericial en el que, según el partido, «quedaron claras las conocidas y notorias desviaciones hacia el PSOE en los resultados de los informes del CIS». 
Este mismo Juzgado ha confirmado que Tezanos deberá declarar como imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos. Un peón retrasado que parece haberse quedado sin peones por detrás que lo defiendan o, como también se diría en jerga ajedrecista, el jugador resultó ser un pichón. ¿Concluirá esta batalla con la dimisión del presidente del CIS?

Jugada maestra frente a los estados de alarma de Sánchez

El cerrojazo a la Cámara Baja durante el primer estado de alarma fue inconstitucional porque impidió el ejercicio del control parlamentario del Gobierno. Ésta ha sido la principal conclusión por la que el Tribunal Constitucional tumbó la decisión de la Mesa del Congreso de marzo de 2020 de dejar en suspenso la tramitación parlamentaria, estimando así parcialmente el recurso interpuesto por Vox. De hecho, gracias a la formación de Abascal, el primer estado de alarma ya fue declarado inconstitucional y se prevé que el decreto que estableció el segundo de octubre de 2020 corra la misma suerte. Debido a la proactividad del partido político más conservador del Parlamento, ha quedado de manifiesto que la limitación de circulación de personas y vehículos en espacios y vías públicas, así como la modificación y ampliación de las medidas de contención por el Ministerio de Sanidad en la actividad comercial, fueron inconstitucionales.

Puidgemont y los separatistas

Ésta es la pretensión de la formación política conservadora y parece que las casillas del tablero siguen siendo ocupadas por su color. Si bien los jueces de la localidad italiana de Sassari han rechazado la pretensión de Vox de personarse como acusación particular en la causa contra el fugado de la Justicia, habrá que esperar a que los Tribunales europeos se pronuncien sobre la inmunidad del eurodiputado y sobre la cuestión prejudicial del Tribunal Supremo sobre la interpretación belga de las euroórdenes dictadas contra los independentistas huidos. Siempre es bueno recordar que fue gracias a la acusación popular de Vox que muchos de los líderes independentistas del procés fueron juzgados por la Justicia española.

Partidas pendientes de mover ficha

El Armageddon de Vox parece conceder más tiempo al enemigo. Pero al final es eso, tiempo. Pues ante tablas, la victoria es para el negro, o en este caso, para el verde. El Recurso de inconstitucionalidad contra la terrible «Ley de la buena muerte» es otro claro ejemplo de una partida larga donde los factores políticos y mediáticos demorarán las jugadas. Y otras tantas proposiciones no de ley que sólo durante el presente octubre ya ha presentado Vox en clara contraposición a las políticas del Gobierno de Sánchez: una para el despliegue de recursos para evitar la entrada en España y radicalización del terrorismo yihadista, otra para defender a los menores ante el acoso escolar –rechazada ya por la izquierda–, u otra para identificar ineficiencias y duplicidades de los ministerios.
Es de justo jugador reconocer cuándo se concede el «Premio de Belleza» a una gran partida y los servicios jurídicos de la formación de Abascal han jugado hasta ahora la mejor. Frente a la «Agenda 2030», Vox presentará este fin de semana en su acto «VIVA21» una alternativa, la «Agenda España», cuyas políticas quizás sorprendan a una buena parte del electorado izquierdista e incluso de centroderecha. ¿Conseguirá Vox ganar el torneo final en 2023?
Comentarios
tracking