04 de julio de 2022

La Policía ha constatado que las redes sociales es uno de los modos más extendidos de intercambio de material pedófilo

La Policía ha constatado que las redes sociales es uno de los modos más extendidos de intercambio de material pedófiloPolicía Nacional / Archivo

Operación Toronto

Detenidas ocho personas por posesión y distribución de material de explotación sexual infantil

Entre los arrestados se encuentra el entrenador de un equipo de baloncesto de niños de entre 13 y 14 años

Ocho personas han sido detenidas en España, dentro de la operación Toronto, por poseer y distribuir material de explotación sexual infantil. Las detenciones se han realizado en Barcelona con dos detenidos, Almería, Córdoba, Gerona, Madrid, Sevilla y Toledo. Se da la circunstancia, además, de que el detenido en Gerona era entrenador de un equipo de baloncesto de niños de 13 y 14 años, aunque desde Policía Nacional se asegura que «en el análisis in situ del material no se encontraron evidencias de producción propia de contenidos de abuso sexual infantil ni indicios de que alguno de los menores con los que pudiera estar en contacto estuviera en peligro».
La operación se inició a raíz de la denuncia en Canadá de la empresa responsable de una red social, que detectó que algunos usuarios de su aplicación habían distribuido material audiovisual de explotación infantil. De forma inmediata bloqueó y eliminó estas cuentas.
Del análisis de ese material y esas cuentas, la Policía canadiense informó a Europol de la presencia de algunas cuentas en nuestro continente. A través de Europol, la Policía Nacional pudo identificar hasta ocho cuentas que se llevaban desde España y constituían delitos de distribución y tenencia de material de explotación sexual infantil.
Durante la operación, los agentes han intervenido 13 teléfonos móviles, dos tabletas, tres discos duros, una memoria USB, un ordenador portátil y un ordenador de sobremesa.

En redes sociales

Según explica Policía Nacional, «en los últimos años la distribución de pornografía infantil a través de las redes sociales se está convirtiendo en uno de los modos más extendidos por los pedófilos para intercambiar este tipo de archivos de forma rápida e inmediata».
Por ello, recuerda Policía, «es necesario advertir a los usuarios de la importancia de no compartir o guardar este tipo de imágenes de menores, ya que estarían incurriendo en la comisión de un delito. El contenido puede ser denunciado en la propia red social o ante la Policía Nacional».
Comentarios
tracking