05 de julio de 2022

La frontera militarizada entre Marruecos y Argelia

La frontera militarizada entre Marruecos y ArgeliaAFP

Marruecos se rearma y refuerza alianzas

El orden de batalla marroquí se enfoca a potenciales enfrentamientos con Argelia, al este, y el Frente Polisario, en el sur. Son 1.600 km de fronteras

El Reino de Marruecos está modernizando sus Fuerzas Armadas, desde 2017, destinando para ello más de 20.000 millones de dólares. El año pasado, el gasto en defensa alauí fue de 4.800 millones de dólares, un 29 % mayor que el de 2019 y un 54 % más alto que el de 2011. Para 2022 se espera que alcance los 5.600 millones de dólares, llegando a los 6.900 si consideramos otras asignaciones presupuestarias. El gasto ya supera el 4 % del PIB marroquí y es más del diez por ciento del gasto público, aunque algunos expertos señalan que puede estar cofinanciado por Arabia Saudí.
Por otra parte, pero en la misma dirección, desde 2019, Marruecos ha impuesto el servicio militar obligatorio y ha subido de manera significativa el sueldo de sus militares.

La nueva alianza

En octubre de 2020 Washington y Rabat firmaron una hoja de ruta para la cooperación en defensa en el marco 2020-30 para apoyar este proceso modernizador y mejorar la interoperabilidad entre ambos países. Washington se ha consolidado como el gran proveedor militar de Marruecos a la vez que Rabat se ha convertido en el primer comprador de material de defensa estadounidense en el continente africano. 
El reconocimiento de Israel ha facilitado el estrechamiento de las relaciones entre Washington y Rabat, la Casa Blanca de Trump respondió reconociendo la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental y priorizando a Marruecos sobre otros aliados lo que altera el statu quo existente. Este año, las maniobras militares African Lion 2021, promocionadas por el Pentágono, lucieron un logotipo donde el Sahara Occidental aparece como parte de Marruecos. España no participó alegando problemas de presupuesto aunque medios militares señalaron que los soldados españoles no pisarían el Sahara Occidental, cuyo espacio aéreo sí se usó en los ejercicios programados. El Comando de África de Estados Unidos, Africom, evaluó las potencialidades que le ofrece Marruecos como base estratégica en África.

Compra de armas

Aunque el plan 2017-22 formulaba la compra de armamento estadounidense por valor de 12.000 millones de dólares, en 2020 las ventas realizadas superaban escasamente los 4.600 millones. Este año en curso, las compras estarán por encima de los 8.500 millones de un total estimado de 10.300 millones.
Las nuevas adquisiciones incluyen los helicópteros de ataque AH-64 Apache, los carros de combate M1A1 Abrams, los cazas F-16 Block 70/72, misiles aire-superficie y armamento antitanque. También negocian la adquisición de cuatro drones MQ-9B Sea Guardian, fabricados por General Atomics y capaces de utilizar los misiles Hellfire AGM-114R. La compra de los drones la facilita el reconocimiento de Israel por parte de Rabat. Y están en negociaciones para adquirir sistemas de defensa antiaérea Patriot.
No hace demasiado, Marruecos ha encargado a Ankara drones turcos Bayraktar TB-2, usados en el último conflicto del Alto Karabaj, y ha firmado acuerdos con Israel de cooperación en materia de ciberseguridad y para coproducir drones kamikazes, descritos como mini misiles de crucero de bajo costo. Rabat se interesa, además, por dos nuevas fragatas multipropósito FREMM, que se comprarían a Italia, como la anterior se compró a Francia. Junto con otras adquisiciones y proyectos en curso, la compra de estos buques refuerza las capacidades de defensa antiaérea y antisubmarina de una flota antaño centrada en el patrullaje y la defensa costera, aunque las Fuerzas Armadas alauíes sueñan con crear el arma submarina.
Antes de las compras antedichas, Marruecos tiene una fuerza militar de medio millón de soldados, 3.033 tanques, 8.000 blindados, 666 cañones autopropulsados y de campo y 144 lanzacohetes. La Fuerza Aérea de Marruecos opera 249 aviones de combate y 64 helicópteros. La Armada suma 121 unidades navales.

Objetivos

El orden de batalla marroquí se enfoca a potenciales enfrentamientos con Argelia, al este, y el Frente Polisario, en el sur. Son 1.600 km de fronteras. Las nuevas compras arrastran al Gobierno argelino a una carrera de armamentos para procurar mantenerse como la primera potencia militar del área. El Ejército Popular de Argelia ocupa el puesto 27 en el ránking mundial y el segundo lugar entre los Ejércitos más poderosos de África tras el Ejército egipcio. Las fuerzas armadas marroquíes están en el quinto lugar entre los Ejércitos de África, después de Egipto, Argelia, Sudáfrica y Nigeria. Y eso es lo que quiere cambiar Mohamed VI.
Pero esta modernización de Rabat también reduce la diferencia de poder militar entre Marruecos y España, que están envueltos en el contencioso por las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. El efecto de la modernización marroquí y sus nuevos aliados israelíes y los tradicionales estadounidenses tendrían un efecto disuasorio que evitaría que España diese una respuesta militar como ocurrió en el islote Perejil en el año 2002.
Las diversas maniobras de zona gris realizadas por Marruecos, como controlar e impulsar, la entrada masiva de migrantes en las ciudades españolas africanas, se complementan con una mayor exhibición del músculo militar: maniobras con grandes potencias, nuevas bases aliadas, despliegues militares y demostraciones de fuerza. Una mayor capacidad de respuesta, haciendo inaceptables los costes humanos y políticos de España llevada al borde del conflicto, facilita la consecución de los objetivos que llevan tiempo en la agenda marroquí frente a España.
Por eso, hace poco que España ha elaborado la nueva Estrategia de Seguridad Nacional. Uno de los objetivos del plan es la protección de Ceuta y Melilla «de las amenazas híbridas» de no se sabe qué potencia porque no lo menciona.
Comentarios
tracking