18 de agosto de 2022

Intención de voto en España, según el barómetro de encuestas de El Debate

Intención de voto en España, según el barómetro de encuestas de El DebateJosé Ramón Pérez

Barómetro de encuestas de El Debate

Feijóo remonta cuatro puntos en 50 días frenéticos y deja a Sánchez cada vez más atrás

La tendencia al alza del PP se consolida, mientras el PSOE sigue perdiendo fuelle, según la media de los últimos sondeos. La distancia entre ambos es de un punto y sigue en aumento

En el Congreso extraordinario del que salió proclamado presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo mantuvo una conversación informal con unos cuantos periodistas y les pidió, medio en broma medio en serio, 100 días de cortesía.
En la mitad de tiempo, 50 días, el nuevo líder de los populares ha sido capaz de completar el nuevo organigrama del partido y, lo que es más importante: subir cuatro puntos en las encuestas, afianzando al PP como primer partido. Uno cada vez más distanciado del PSOE.
Así lo acredita el barómetro de encuestas que publica mensualmente El Debate, basándose en una media de los resultados de 14 empresas demoscópicas. Sin incluir el CIS de José Félix Tezanos.
Intención de voto en España según el barómetro de encuestas de El Debate

Intención de voto en España según el barómetro de encuestas de El DebateJosé Ramón Pérez

Feijóo se sitúa en un porcentaje de voto del 26,63 %, frente al 22,69 % al que cayó el partido en marzo. Entonces el PP tocó fondo, arrastrado por una crisis interna que ha dejado atrás. Así quedó certificado el pasado fin de semana en el Congreso del PP de Madrid, durante el que Feijóo dio a Isabel Díaz Ayuso carta blanca para «conseguir un PP de Madrid más libre y un Madrid más libre».
La distancia entre el líder de la oposición y el presidente del Gobierno es de un punto de media en las encuestas de las últimas semanas: 26,63 % frente a 25,63 %. Eso en términos cuantitativos, porque en términos cualitativos las tendencias son claras: el PP va subiendo y el PSOE, bajando. Sánchez ha caído desde marzo 1,33 puntos. Y desde el último barómetro, 11 centésimas.
Desde luego no es un desplome, pero sí un desgaste. En el que muy probablemente tengan que ver la inflación, ese abaratamiento del gas que no llega (la famosa «excepción ibérica» que no termina de aprobar la Comisión Europea) y la crisis de Pegasus. Sobre esto último girará la comparecencia que Sánchez tiene prevista el jueves en el Congreso, y que no será un trago nada fácil para el presidente.
Vox se mantiene estable en su intención de voto. En las últimas semanas, el partido de Santiago Abascal ha pasado del 18,13 % al 18,16 %, apenas tres centésimas. La llegada de Feijóo a la Presidencia del PP ha provocado efectos colaterales en las perspectivas electorales de Vox, frenando su ascenso. En marzo, la formación vivió su mejor momento, con una intención de voto situada en el 19,79 %. En abril cayó a 18,31 % y a finales de mayo se sitúa en el 18,16 %.

La incógnita de Unidas Podemos

Por lo que respecta a Unidas Podemos, el anuncio de Yolanda Díaz de que después de las elecciones andaluzas iniciará su «proceso de escucha» se ha traducido en un leve crecimiento de dos décimas en la media de encuestas, hasta situarse en el 10,95 %. Con ello, Díaz se aleja de la peligrosa barrera del 10 % de intención de voto y de los estragos que la Ley d’Hont causa a los partidos que caen por debajo de ella, siempre y cuando se hayan presentado en todas las circunscripciones.
La evolución de Unidas Podemos de aquí en adelante, y en mitad de su guerra fratricida, es una de las grandes incógnitas; y preocupa no solo a sus miembros, sino también al PSOE. Puesto que el propio Sánchez ha reconocido que necesitará a su socia y vicepresidenta segunda para mantenerse en la Moncloa tras las elecciones generales, sean estas cuando sean.
El lunes, durante su participación en el Foro de El Debate, Ayuso opinó igual que su jefe de filas sobre la fecha en cuestión: «Serán cuando más le convenga al presidente», sostuvo la presidenta madrileña, que criticó el «afán personal» que siempre mueve a Sánchez.
En la media de encuestas que publica este periódico, la suma del PP y Vox ya alcanza el 44,79 % en intención de voto, frente al 36,58 % de la del PSOE y Unidas Podemos. Ello se traduce en 8,21 puntos de diferencia.
Suele decirse que la mejor encuesta son las elecciones, y quedan poco más de tres semanas para las próximas, las andaluzas. Sánchez tratará de zafarse de una previsible derrota que los populares interpretarán como un aval a la gestión de Juanma Moreno, pero también como una enmienda a la suya en la Moncloa.
La media de encuestas incluye el sondeo elaborado por Target Point para El Debate y también los de Gad3, Nc Report, Sigma Dos, Metroscopia, Gesop, Demoscopia y Servicios, Hamalgama, Sociométrica, Celestel Tel, Dym, Ágora Integral, Imop Insights y 40Db.
Comentarios
tracking