28 de noviembre de 2022

La bancada socialista aplaudiendo

La bancada socialista aplaudiendoEFE

«La derechita dubitativa»

El PP salva la segunda ley de Sánchez en solo dos semanas entre mofas de Vox y ERC

La abstención de los populares permite al Gobierno aprobar su Ley Audiovisual. «Los moderadísimos de Feijóo, los de la libretita, ya están aquí para rescatarles», les reprocha Esquerra

El PP ha salido al rescate de Pedro Sánchez en el Congreso solo unas horas después de que el presidente acusara a los populares de corrupción «financiera, política y democrática» en esa misma Cámara.
La abstención de los populares ha permitido al Gobierno aprobar en la Ley Audiovisual, que transpone la directiva europea de Servicios de Comunicación Audiovisual, y salvar los muebles. De no haber sido por el «balón de oxígeno» de los populares -así lo ha denominado el portavoz de Vox-, la ley habría mordido el polvo, puesto que Esquerra ha votado en contra.
Unidas Podemos se ha abstenido, protagonizando la otra gran noticia de la tarde, puesto que es la primera vez que los socios de Gobierno votan diferente respecto a una ley salida del Consejo de Ministros que comparten.
«Ustedes han dinamitado el acuerdo que tenían con nosotros para esta ley (...). Siendo así, ERC solo puede votar que no. No se preocupen, los moderadísimos de Feijóo, los de la libretita, ya están aquí para rescatarles. La gran coalición, el sueño húmedo del régimen del 78. Ya se lo explicarán a sus votantes», ha espetado el diputado de ERC Joan Margall, retador, a los socialistas.
La Ley Audiovisual fue una de las condiciones que Esquerra puso a Sánchez para aprobar los Presupuestos Generales de 2022, con la intención de introducir un trato preferente -y cuotas mínimas- para las lenguas cooficiales.
Sin embargo, una enmienda presentada por el PSOE sobre la definición de productor independiente que favorece al duopolio televisivo de Mediaset y Atresmedia -eso interpretan sus detractores- provocó la ira de ERC, Bildu y hasta de Unidas Podemos. Los tres intentaron convencer a los socialistas para que diera marcha atrás, pero sin éxito.
Durante las últimas horas, la Ley Audiovisual ha pendido de un hilo, con negociaciones in extremis. Pero ni Unidas Podemos ni los socios habituales de Sánchez le han podido doblar el brazo esta vez, puesto que el presidente contaba como plan B con la red de Alberto Núñez Feijóo. Otra vez.
Y es la segunda en dos semanas, puesto que el 12 de mayo el PP perdonó la vida a la Ley de Seguridad Nacional al votar en contra de dos enmiendas a la totalidad que habrían devuelto el proyecto de ley a la mesa del Consejo de Ministros. Aquello, además, en medio de la crisis del espionaje. Y con el cadáver político de la ex directora del CNI, Paz Esteban, aún caliente (también Vox y Ciudadanos rechazaron las enmiendas, pero su voto era irrelevante sin el del PP, que fue el que decantó la balanza).
«La derechita dubitativa, que no sabe si sube o baja. Se van a ‘jartar’ de bajar. Qué miedo tienen al duopolio», ha reprochado a los populares el portavoz de Vox, Víctor Sánchez del Real.
A pesar de la abstención salvadora de estos, el portavoz del PP, Juan Luis Pedreño, ha sido crítico con la ley: «El sector está esperando, Europa está esperando y ustedes jugando a ser Gobierno arrodillados ante sus socios», ha afirmado.
Comentarios
tracking