30 de noviembre de 2022

El ejercicio militar African Lion 22 consolida la cooperación militar marroquí-estadounidense

El ejercicio militar African Lion 22 consolida la cooperación militar marroquí-estadounidenseEl Debate

Garantes clave de la seguridad de Europa

Marruecos y EE.UU. comienzan las mayores maniobras militares de África sin la presencia de España

Cerca de 7.500 efectivos de trece países como Francia, Italia, Holanda, Brasil o Reino Unido participan en estas maniobras del 20 al 30 de junio, a las que este año, por segunda vez, España no ha sido invitada

Los Ejércitos de Marruecos y de EE.UU. dieron ayer –en la localidad sureña de Agadir– el pistoletazo de salida a las maniobras African Lion 22; unos ejercicios, los mayores del continente africano, que sirven, destacó el comandante estadounidense en la inauguración, para garantizar la seguridad y estabilidad en África y también en Europa.
Altos responsables de los ejércitos de Marruecos, EE.UU. y de los trece países participantes asistieron ayer en la sede del Estado Mayor de la Zona Sur de Marruecos a la ceremonia de inauguración de estas maniobras anuales, cuyo grueso se celebra en Marruecos, pero que también se desarrollarán esta edición en Senegal, Ghana y Túnez.
Cerca de 7.500 efectivos de los trece países como Francia, Italia, Holanda, Brasil o Reino Unido participan en estas maniobras hasta el 30 de junio, a las que este año no asiste España, como ocurrió ya en la anterior edición coincidiendo con la crisis diplomática entre Marruecos y el país europeo, zanjada el pasado marzo tras el apoyo español a la propuesta de autonomía marroquí en el Sahara Occidental.
Fuentes militares cercanas a El Debate señalan que «España no ha sido invitada porque estas maniobras, por serlo a gran escala, se organizan con mucho tiempo de antelación. Tal movilización de tropas, armamento y vehículos no se monta de un día para otro. La claudicación de Pedro Sánchez ante Marruecos, porque ha sido eso, una claudicación, con la cuestión del Sáhara es reciente; así que a Mohamed VI no le ha dado tiempo a levantar el veto a España para esta edición».
El general de división estadounidense, Andrew Rohling, comandante adjunto del ejército de EE.UU para Europa y África, se refirió en el acto de apertura a la importancia de los ejercicios para consolidar la cooperación militar garante de la seguridad y estabilidad regionales.
«Estos ejercicios constituyen una pieza importante para la seguridad y estabilidad de la zona. Conscientes del vínculo estrecho entre los retos de seguridad entre África y Europa, queremos reunir a los militares de ambos continentes», indicó el general de división estadounidense en su intervención bajo una enorme carpa militar.

Degradación económica y de seguridad

Por la parte marroquí, el general Belkhir Farouk, inspector general de las Fuerzas Armadas Reales (FAR) y comandante de la Zona Sur, insistió en la importancia de estas maniobras para promover la cooperación entre los países participantes ante los actuales retos marcados por la degradación de la situación de seguridad y de la economía en varias partes del mundo.
«Los retos de seguridad nos empujan a sacar lecciones de las diferentes situaciones y aunar los enfoques en cuanto a la utilidad de ejercicios conjuntos», indicó el general, que hizo hincapié en los valores de paz y de seguridad que comparten Marruecos y EE.UU.
El oficial de coordinación entre los dos ejércitos, Khaled Salhi, indicó que estas maniobras pretenden mejorar las capacidades de combate de los ejércitos participantes y supone una «oportunidad importante» para entrenarse sobre las tácticas bélicas «con un alto nivel de eficiencia».
En Marruecos, los ejercicios se realizarán en las áreas de entrenamiento en Kenitra (centro) y en el sur del país en Agadir, Tan Tan, Tarudant y en Greir Labouhi, una zona esta última fronteriza con el Sáhara Occidental y en la que se organizan por segunda vez estos ejercicios.
La presencia de los soldados estadounidenses en esta zona en la anterior edición fue interpretada por varios observadores como un respaldo a Marruecos, ya que fue incluida por primera vez unos meses después del anuncio, en diciembre de 2020, del expresidente estadounidense Donald Trump reconociendo la soberanía marroquí sobre la excolonia española.

Subida del gasto militar

La selección de esa zona también está cargada de simbolismo al encontrarse cerca de la frontera con Argelia, país que rompió en agosto de 2021 sus relaciones diplomáticas con Rabat, una crisis a la que siguió una subida del gasto militar en ambos países (Marruecos aumentó en un 6 % el gasto destinado a Defensa en 2022, lo que supone un 4 % del PIB del país, frente a Argelia que destina el 6 % de su PIB).
Las maniobras se desarrollan en un contexto marcado por el regreso de hostilidades entre Marruecos y el Frente Polisario, después de que el presidente de la República Árabe Saharaoui Democrática (RASD), Ibrahim Ghali, haya declarado en noviembre de 2020 roto el acuerdo el alto el fuego (vigente hacía más de tres décadas).
Las maniobras African Lion constituyen, según los expertos, una muestra de la fuerza de la cooperación militar entre Estados Unidos y Marruecos, país que aprobó en los últimos años una hoja de ruta para modernizar los equipos de su ejército, con Francia y Estados Unidos como principales suministradores.
Estados Unidos y Marruecos firmaron en octubre de 2020 un acuerdo de cooperación militar de diez años y además el país magrebí participa anualmente en más de 100 programas de cooperación con el ejército estadounidense.
La actual edición del African Lion22 incluirá maniobras interejércitos en diferentes ámbitos operativos terrestres, aéreos, marítimos, junto a otras operaciones de descontaminación de los riesgos NRBC: nuclear, radiológico, biológico y químico.
Comentarios
tracking