16 de agosto de 2022

Batet Audi montaje

Exclusiva

Meritxell Batet adquirió 17 Audi de lujo para el Congreso más caros que el coche oficial de Macron

El Debate accede a los detalles de los 22 vehículos de alta gama arrendados por un millón de euros con todas las comodidades en pleno pico del precio de la gasolina

Meritxell Batet no tendrá problemas para acceder a la almendra central de Madrid, de acceso prohibido para tantos autónomos a bordo de desgastadas furgonetas. Ella, y otras autoridades del Congreso de los Diputados, puede disfrutar el último grito en tecnología híbrida para la automoción: un Audi A6 Sedan 50 TFSI e Quattro S tronic, con motorización híbrida eléctrica enchufable.
Ése es uno de los vehículos a disposición del Parlamento, un lujo con un precio de mercado superior en más de 20.000 euros al del DS 7 Crossback Elysee estrenado por el presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, a finales de 2021, en el que el vecino Estado redujo gasto y lujos con varias medidas simbólicas: prescindió del techo solar retráctil y le quitó los acabados en «pan de oro» del vehículo anterior en recuerdo del esplendor de Versalles.
Así consta en la documentación a la que ha accedido en exclusiva El Debate sobre las marcas, tipos y detalles de los 22 vehículos de alta gama en los que el Congreso de los Diputados invierte, solo en arrendarlos, un millón de euros en cuatro ejercicios.
En concreto, el último contrato de alquiler suscrito por la Cámara ha tenido un coste de 1.078.104,8 euros, impuestos incluidos, y ha ido a parar a la adquisición de 17 berlinas, tres coches eléctricos y dos vehículos de gran capacidad, algo que ya se hizo público a principios de año.

Las 17 berlinas de lujo tienen un precio hasta 20.000 euros mayor que el coche oficial de Macron, al que le han reducido los extras para dar ejemplo

Lo que no se sabía, hasta ahora, en los tipos, marcas y prestaciones de los vehículos, entre los cuales figuran 17 de alta gama, tal y como hoy revela este periódico: se trata en todos los casos de la versión de lujo del Audi A6, que según la ficha oficial de la marca alcanza un precio de 74.320 euros y dispone del último grito en confort, con detalles como el siguiente: «Acabados de lujo: pomo de la palanca de cambios en cuero, consola central en aluminio, puertas en aleación y tablero en aluminio».
Uno de esos bólidos está asignado en exclusividad a la propia Batet, con un estatus especial que solo tienen los expresidentes de la Cámara Baja cuando lo necesiten para sus funciones institucionales, ocasionalmente. La presidenta del Congreso tiene además un chófer a su entera disposición, aparte de los gastos y retribuciones asignadas a su función.

A todo tren

Los lujos que impulsó Batet coinciden con el mayor presupuesto asignado al conjunto del Congreso para viajes nacionales e internacionales de sus señorías, que para la presente legislatura rozará los 24 millones de euros.
Ese mismo afán de que no les falte de nada quedó claro también en el pliego de prescripciones técnicas que se publicó en su día para la licitación del contrato. En él, el Congreso ya exigía que los modelos a contratar tuvieran todo tipo de extras como airbag frontales y laterales, dirección con regulación variable, asistente/avisador mantenimiento/cambio carril, retrovisores eléctricos con intermitentes led, retrovisor interior antideslumbramiento automático sin marco, lunas laterales y trasera tintadas de tono oscuro, luces led en puertas delanteras y traseras; y un navegador pantalla táctil.
Con todas esas prestaciones, las 17 berlinas alemanas se utilizan para trayectos urbanos y largos desplazamientos, para lo que el Congreso exigió que permitieran recorrer hasta 600 kilómetros, quedando en todo momento garantizado el repostaje o recarga necesarios. Para cada uno de estos vehículos se calculan unos 24.000 kilómetros anuales.
Además, se incluye, como parte del equipamiento necesario para el funcionamiento de los vehículos incluidos en este lote, el suministro y la conexión de ocho puntos de recarga adecuados para los vehículos ofertados, así como su mantenimiento y seguro, y cuyas características, condicionadas por la infraestructura eléctrica disponible en las instalaciones del Congreso de los Diputados.
Por su parte, el segundo lote de vehículos que ha arrendado Batet está compuesto por tres vehículos berlina con motorización eléctrica destinados a la realización tanto de trayectos urbanos como de desplazamientos de medio recorrido, por lo que el Congreso exigía una motorización que permitiera la realización de recorridos de hasta 200 kilómetros con total autonomía.

Dos lotes más para completar la flota

Así, finalmente, el parlamento ha optado por adquirir tres Hyundai Ioniq FL EV 5P 100 KW Tecno, cuyo precio de mercado ronda los 40.000 euros. En el contrato de alquiler del de este lote se incluye, como parte del equipamiento necesario para el funcionamiento de los vehículos, el suministro y la conexión de tres puntos de recarga adecuados para los vehículos ofertados, así como su mantenimiento y seguro.
Además, en esta hornada de nuevos vehículos adquiridos por el Congreso figuraba un tercer lote, destinado al arrendamiento de dos vehículos de gran capacidad, para la realización de traslados de colectivos o de especial naturaleza.
Los elegidos son dos Ford Tourneo Custom Plug-In-Hybrid, con motorización híbrida eléctrica enchufable, cuyo precio alcanza en el mercado alrededor de los 50.000 euros.
El alquiler de las diecisiete berlinas híbridas de Audi, la misma marca que hasta este año patrocinaba al Real Madrid, ha sido adjudicado por un importe total de 918.617,27 euros (impuestos incluidos) a la firma Ald Automotive, SAU. El segundo lote de los otros tres coches eléctricos también ha sido otorgado a esta empresa por 87.584,22 euros (impuestos incluidos). Mientras que el tercero, el de los dos vehículos de gran capacidad (dotados de nueve plazas), también ha recaído en la misma compañía por 71.903,31 euros (impuestos incluidos).
Pero además de los nuevos contratos firmados para renovar el parque móvil de la Cámara, el Congreso de los Diputados ya poseía en sus garajes otros dos vehículos más de su propiedad, tal y como señala la documentación que obra en poder de El Debate.
Un Peugeot 607 blindado con motor de combustión gasolina, con fecha de matriculación en 2002 y una motocicleta Honda NTV con motor de combustión gasolina, con fecha de matriculación en 2007.
De esta manera, sus señorías disponen de una flota de vehículos a su servicio por los que se desembolsan cientos de miles de euros cada año. Desde que llegaron los socialistas a la Presidencia en 2019, según reconoce la Secretaría del Congreso, la cuenta anual destinada a tal fin ronda los 300.000 euros.
Coches de lujo

Documentación a la que ha tenido acceso El DebateEl Debate

En concreto, en el año 2019 se destinaron 296.562,75 euros; en el 2020, 295.256,72 euros, pese a ser el año de la pandemia y la actividad presencial del Congreso se redujo al mínimo; y en el 2021, 305.834,36 euros, impuestos incluidos.

El uso de la flota

Pero, ¿quién utiliza estos vehículos oficiales de los que dispone la Cámara? La respuesta está en una de las innumerables decisiones que adopta la Mesa del Congreso, tal y como consta en la documentación que posee El Debate, en concreto en un acuerdo fechado el 26 de enero de 2016, cuando aprobó el actual régimen de funcionamiento del Parque Móvil de la Cámara.
De esta manera, queda especificado que el Servicio de Presidencia y expresidencia tiene asignado un vehículo y conductor con exclusividad, mientras que los miembros de la Mesa también tienen dicha asignación, pero sin ser en exclusiva.
Por su parte, los presidentes de las comisiones también disponen de un coche y un conductor, aunque su uso está limitado a la disponibilidad existente y los portavoces de los grupos parlamentarios también tienen asignación de vehículo, siendo el conductor por cuenta del grupo.
El combustible, que en estos días alcanza tarifas de récord por encima de 2 euros en la práctica totalidad de las gasolineras españolas para los usuarios, también corre a cargo del Congreso y supone un desembolso a cargo del erario público de unos 40.000 euros anuales, en el último ejercicio cerrado, correspondiente a 2021.
Comentarios
tracking