17 de agosto de 2022

Santiago Abascal, durante su discurso en el 'Viva21' celebrado en Madrid el pasado año

Santiago Abascal, durante su discurso en el 'Viva21' celebrado en Madrid el pasado añoVox

2022/2023

Los retos de Vox para el nuevo curso

El partido de Santiago Abascal reflexiona sobre su estrategia política de cara a enfrentarse al próximo ciclo electoral de 2023 en el que luchará, pese a su juventud, por mejorar su implantación territorial

Vox continúa creciendo en todas las encuestas. Hasta el CIS de Tezanos reconoce su subida, reflejando la posibilidad de gobernar junto al PP de Feijóo en 2023. No obstante, son varios los retos que la formación de Abascal enfrenta de cara al nuevo curso político, como el rearme de sus primeros espadas tras la salida de Macarena Olona, mejorar su implantación territorial en los venideros comicios autonómicos y locales o reflexionar sobre su relación con el partido azul, posible socio a nivel nacional.
Las campanas de un cambio de rumbo suenan en Moncloa. Pedro Sánchez prepara su futuro profesional alejado de la política nacional mientras satisface a su socio comunista para aguantar en el sillón hasta el final de la legislatura. El PP se rearma bajo el liderazgo de Alberto Núñez Feijóo y Vox lucha por continuar siendo tercera fuerza de España.
Iván Espinosa de los Monteros y Patricia Rueda, durante la última rueda de prensa de Vox ofrecida este 2022

Iván Espinosa de los Monteros y Patricia Rueda, durante la última rueda de prensa de Vox ofrecida este 2022Vox

Rearme de la cúpula

La salida de Macarena Olona de la formación política ha marcado un antes y un después en Vox. Más allá de la intachable formación de la alicantina, la pérdida de una oradora con estilo propio hace siempre mucho daño. Que se lo digan a Unidas Podemos con Pablo Iglesias.
Por ello, uno de los retos que deberá afrontar el partido será el de no perder el interés ciudadano por escuchar a sus diputados en la batalla parlamentaria. Con apoyo directo del presidente de Vox, José María Figaredo será una de las caras a las que ahora se otorgará mayor protagonismo, según han comentado fuentes del partido a El Debate. Otra de las grandes apuestas será la de la nueva portavoz adjunta de Vox en la Cámara Baja, Inés Cañizares, quien sustituyó en el escaño a Olona. Sea como fuere, junto a Iván Espinosa de los Monteros y el propio Santiago Abascal, Vox deberá mantener los careos con ministros y el resto de oposición para seguir generando titulares con sello propio.

Implantación territorial

El partido carece de trayectoria previa y ello influye negativamente en la cantidad de votos que pueden recoger de la ciudadanía española. La variante D'Hont que rige el sistema electoral en España penaliza a partidos que como Vox, aún no cuentan con suficiente implantación territorial, cuestión de la que sí se benefician el PSOE o el PP.
Durante el discurso de Abascal en el 'Viva21', se mostraron las banderas de las provincias españolas

Durante el discurso de Abascal en el 'Viva21', se mostraron las banderas de las provincias españolasVox

Al igual que Vox sí está presente en comunidades como Castilla y León o Cataluña, la formación conservadora deberá realizar sus mejores esfuerzos por obtener buenos resultados en regiones como la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha o incluso, y pese al liderazgo de Isabel Díaz Ayuso, en la Comunidad de Madrid. Por supuesto también, en el resto de comunidades donde los regionalismos obstaculizan su avance.

La relación con el PP

Vox conoce su dependencia de la formación azul para ocupar los sillones del Ejecutivo. El partido conservador no hizo sangre de la crisis del PP a principios de año, por orden directa de la dirección. Y el goteo de votantes que se granjeó por dicha reconstitución se frenó con Feijóo. Por ello, Vox es muy consciente de que su oposición al PP ha de ser dura pero sin pasarse. Este ha sido siempre su modus operandi.
El único choque frontal entre los que podrían ser socios en un futuro gobierno de coalición a nivel nacional fue protagonizado por los populares a finales de 2020, cuando Pablo Casado decidió espetar a Santiago Abascal su famoso «hasta aquí hemos llegado». Y ese gesto, además de otros muchos errores, le pasaron factura al exlíder del PP.
A apenas año y tres meses vista de las próximas elecciones generales, Vox afronta un nuevo curso político lleno de incertidumbres pero también, con la ilusión del primer día. Así lo cuentan fuentes de la dirección, quienes esperan incluso aún más concurrencia en su próximo evento multitudinario. Un evento que ya han renombrado como 'Viva22' y que celebrarán el próximo octubre en Madrid.
Santiago Abascal, repasando su discurso antes de su intervención en el 'Viva21' celebrado en Madrid ante miles de afiliados y simpatizantes

Santiago Abascal, repasando su discurso antes de su intervención en el 'Viva21' celebrado en Madrid ante miles de afiliados y simpatizantesVox | Ragonar

Vox desea recordar al electorado lo que les diferencia del resto de espectro político, insistiendo a este medio en la «batalla cultural frente a la sola económica propuesta», a su juicio, «por el Partido Popular». También, alimentar el fuego de un ejército de votantes fieles que, por lo menos, les colocarán en una posición interesante para influir en la votación de las leyes que rigen España.
Comentarios
tracking