28 de septiembre de 2022

La polémica del Rey Felipe VI y la espada de Simón Bolívar

La polémica del Rey Felipe VI y la espada de Simón Bolívar@casareal / RTVE

Casa de S. M. el Rey

La verdad sobre la sentada del Rey Felipe VI que el periodismo de izquierdas intenta manipular

El Debate demuestra que Don Felipe no se levantó ante la espada de Simón Bolívar en la toma de posesión del nuevo presidente colombiano, tal y como se ha intentado asegurar

Durante las últimas 72 horas se han vertido todo tipo de especulaciones sobre el gesto del Rey Felipe VI ante la exhibición de la espada de Simón Bolívar durante la toma de posesión del nuevo presidente colombiano, Gustavo Petro. Desde la crítica de Podemos por que el monarca no se levantara o no estuviera expresamente refrendado el gesto por Exteriores, hasta las últimas acusaciones de medios que supuestamente demuestran que el monarca sí se levantó al pasar el arma.
El Debate ha hablado con la Casa del Rey, así como con personas cercanas a Don Felipe presentes en el evento y ha analizado el vídeo. Estas son las conclusiones sobre lo que verdaderamente sucedió el pasado domingo en Bogotá.
Felipe VI, recibe el saludo del entonces presidente electo de Colombia el pasado domingo, antes de la toma de posesión

Felipe VI recibe el saludo del entonces presidente electo de Colombia el pasado domingo, antes de la toma de posesiónCasa de S. M. el Rey

Como se puede observar en el vídeo, Don Felipe permaneció sentado a la llegada de la espada. Si bien desde la Casa del Rey se ha preferido no dar explicaciones del suceso, el entorno cercano a Felipe VI cree que fue una decisión propia del Rey. De hecho, comenta que no le gustó el detalle de tener que agacharse desde el estrado para saludar al entonces presidente electo de Colombia.
Un gesto que en todo caso no necesitó del refrendo expreso del monarca, tal y como demostró este periódico, puesto que el refrendo se entiende implícito en sus viajes de Estado ya que la Constitución le otorga su más alta representación.
Estas mismas fuentes comentan que justo antes de la aparición de la espada, detalle no previsto en el programa de la ceremonia, se produjo un pequeño receso para traerla a escena. Un receso durante el cual una pianista interpretó una pieza.
¿Por qué se observa entonces una pequeña secuencia en la que el Rey sí se encuentra de pie mientras pasa de nuevo la espada de Bolívar? Porque, efectivamente, el arma volvió a desfilar por delante en el momento de su retirada. Si el Rey se encontraba levantado era porque el acto había terminado y el nuevo presidente colombiano acababa de realizar su juramento. De hecho, visto desde el lado del telespectador, en la segunda ocasión que el arma pasa por delante de los jefes de Estado extranjeros, los militares circulan de derecha a izquierda, en dirección a la salida.
La polémica pone de manifiesto cómo la izquierda aprovecha cualquier «polémica veraniega», tal y como el ministro Iceta apuntaló, para dejar clara su postura en ciertas cuestiones políticas. De extrema gravedad en este caso, puesto que se trata de un miembro del Gobierno –en este caso la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra– la que aprovechó para cuestionar los actos de la Jefatura de Estado, un órgano constitucional de España.
Comentarios
tracking