08 de diciembre de 2022

Un grupo de migrantes marroquíes en las inmediaciones de la valla de Ceuta, en una imagen de archivo del 17 de mayo de 2021

Un grupo de migrantes marroquíes en las inmediaciones de la valla de Ceuta, en una imagen de archivo del 17 de mayo de 2021Europa Press

Las mafias empiezan fuerte el 'curso': la Península y Baleares reciben un 36 % más de ilegales

La Policía alerta que en las últimas semanas ha proliferado la llegada de motos de agua desde Marruecos

Continúa el goteo de inmigrantes llegados a las costas españolas. En la primera quincena de septiembre, fueron 2.403 los indocumentados que desembarcaron en la Península, Baleares y Canarias. La Península y Baleares fueron el destino de 1.505 de ellos (62,63 %), según se desprende de los últimos datos del Ministerio del Interior.
Desde el 1 de enero de 2022 hasta este jueves, 15 de septiembre, llegaron a España por vía marítima 19.573 inmigrantes ilegales, el 91,16 % del total (21.472). Fueron 3.214 menos (-14,1 %) que en el mismo periodo de 2021. Del mismo modo, descendió el número de embarcaciones: 1.115 (en 2021 ascendía a 1.408, un 20,8 % más).
Fueron 7.864 los irregulares que desembarcaron sólo en la Península y Baleares hasta la primera quincena de septiembre de 2022. Suponen, pues, el 40,18 % del total de llegadas a España por vía marítima desde el 1 de enero y un 27,8 % menos (-3.022) que en el mismo periodo de 2021 (10.886). En consecuencia, también bajó la cifra de embarcaciones, que pasa de 994 a 816 (-178, -17,9 %).
Sin embargo, las mafias de la inmigración ilegal han empezado fuerte el curso. Las 1.505 personas que llegaron irregularmente a la Península y Baleares por vía marítima durante la primera quincena de septiembre son un 35,71 % más que el año pasado por estas fechas, cuando lo hicieron 1.109. Por consiguiente, el número de embarcaciones aumentó de 27 a 185.

Motos de agua

La Policía Nacional alerta que en las últimas semanas ha proliferado la llegada de personas procedentes de Marruecos a la Península a través de motos de agua, que son utilizadas por las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas por ser un medio rápido y seguro para conseguir sus fines delictivos. Tanto es así que cobran hasta 10.000 euros por pasaje.
Precisamente, agentes de la Policía Nacional detuvieron esta semana en Algeciras (Cádiz) a un hombre de 31 años como presunto autor de un delito de tráfico ilegal de inmigrantes y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. El arrestado, miembro de una organización criminal, intentó introducir ilegalmente en territorio español a un menor de edad en una moto de agua desde las costas marroquíes.
La investigación se inició cuando los agentes detectaron a dos personas que iban a bordo de una moto de agua que iba a la deriva en mitad del Estrecho debido a que se quedó sin combustible. Tanto el piloto como el menor permanecieron unas 12 horas a la deriva, desde el mediodía hasta bien entrada la noche, soportando las inclemencias del tiempo. Trataron de pedir ayuda a otros miembros de la organización, pero no recibieron ningún tipo de auxilio.
El piloto detenido cuenta en su haber con un amplio historial delictivo: ha estado en la cárcel por delitos de terrorismo y contra la seguridad nacional. Tras su detención, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de Algeciras en funciones de guardia, que decretó su ingreso en prisión.
Comentarios
tracking