30 de noviembre de 2022

La ministra de Igualdad, Irene Montero (i), y la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez

La ministra de Igualdad, Irene Montero (i), y la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez PamEFE

Irene Montero sale a hablar de la revolución feminista en Irán cuando su silencio se vuelve atronador

Aunque las protestas contra el régimen iraní inundan Twitter desde hace una semana, la ministra de Igualdad ha esperado ocho días para apoyar la causa

El pasado viernes 16 de septiembre fallecía, en Irán, Mahsa Amini. La joven entró días antes en comisaría, detenida por la llamada «policía de la moral», y salió en coma, directa al hospital, donde terminó falleciendo. Ocho días después, la ministra de Igualdad y otras políticas que se incluyen en la «lucha feminista» han salido en tromba a hablar del tema en sus redes sociales. Ocho días durante los que cientos de mujeres han puesto su vida en peligro protestando en público contra el régimen iraní que les obliga a llevar el hiyab bajo pena de arresto, maltrato o incluso de muerte.
Cuando la revolución feminista en el país persa ha inundado las redes sociales –hasta el punto de que el Gobierno iraní comenzó a restringir el uso de internet el pasado miércoles– y el silencio de las feministas españolas en las altas esferas políticas se estaba volviendo demasiado atronador, es cuando han decidido salir a defender a las mujeres iraníes.
«Urge una investigación efectiva del asesinato de Mahsa Amini como exige la ONU», ha dejado escrito Montero en su perfil de Twitter este mismo sábado.
Ángela Rodríguez Pam, amiga personal de Montero y Secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, también ha roto su silencio sobre la lucha feminista en Irán y ha publicado: «Necesitamos alianzas feministas internacionales contra el patriarcado. Aquí nos tenéis, hermanas», y ha acompañado su mensaje con un corazón morado.
Rita Maestre, portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, fue la primera de la izquierda en alzar la voz contra la dictadura iraní y la represión feminista que hasta ahora había sido totalmente omitida por la izquierda. Lo hizo el viernes por la mañana, la primera de su círculo político: «El asesinato de Mahsa Amini es un antes y un después. Sois valientes, hay que acabar con la opresión», dijo Maestre.
Cabe recordar que el posicionamiento respecto a Irán de la titular de Igualdad llega apenas 48 después de haber protagonizado una sonada polémica sobre la educación sexual infantil. Montero declaró en la comisión de su cartera en el Congreso, airada y con aspavientos, que «los niños, niñas y niñes tienen derecho a saber que pueden amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana. Basadas, eso sí, en el consentimiento». Unas palabras que la pusieron en el centro del escándalo por las implicaciones en términos de pederastia de su afirmación.

Protestas históricas en Irán

Una mujer actúa y actúa en una obra de teatro simulada que representa la muerte de Mahsa Amini, de 22 años, en una protesta en una ciudad del Kurdistán contra el régimen iraní

Una mujer actúa y actúa en una obra de teatro simulada que representa la muerte de Mahsa Amini, de 22 años, en una protesta en una ciudad del Kurdistán contra el régimen iraníAFP

La muerte de Amini, asesinato según la gran mayoría del pueblo iraní, ha prendido la mecha de lo que podría ser una revolución en todo el país. Cientos de mujeres han tomado las calles en multitud de ciudades para protestar contra el régimen de los ayatolás y la violencia que ejerce en la población femenina por medio de un conjunto de leyes basadas en la moral recogida en el Corán.
La televisión estatal iraní elevó a 35 los muertos en las protestas que sacuden el país desde hace ocho días por el caso de Mahsa Amin, que murió tras ser detenida por no llevar bien el velo, prenda obligatoria en el país persa. «Han muerto 35 personas, incluidos policías, en los disturbios», dijo la televisión estatal IRIB en sus informativos a última hora de anoche.
Las protestas comenzaron el viernes 16 al conocerse la muerte de Mahsa Amini tras ser detenida por la Policía de la moral por llevar mal el velo y se han ido extendiendo por el país.
En las últimas jornadas es más difícil seguir lo que está ocurriendo, dadas las restricciones que las autoridades están imponiendo sobre internet.
El Gobierno comenzó el miércoles a restringir internet, con las redes móviles cortadas desde la tarde hasta por la mañana desde entonces, lo que dificulta que manifestantes, periodistas y activistas usen las redes sociales puedan compartir fotos, vídeos e informaciones de acerca de qué está ocurriendo.

Temas

Comentarios
tracking