07 de diciembre de 2022

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños

El ministro de la Presidencia, Félix BolañosEFE

El teniente-general está enterrado en la basílica sevillana

Bolaños obligará a la «cofradía» de la Macarena a pagar la exhumación de Queipo de Llano

«Será la cofradía la que tenga que hacerse cargo de los gastos», ha remarcado el político del PSOE

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha enfatizado este viernes que será la Hermandad de la Macarena de la Basílica de la Macarena en Sevilla la que tendrá que hacerse cargo de los gastos derivados de la exhumación del teniente-general Gonzalo Queipo de Llano (1875 - 1951), enterrado en este templo.
Gracias al talento militar y propagandístico de Queipo de Llano, el bando nacional obtuvo durante la guerra civil una rápido control sobre todo el suroeste peninsular. Este hecho, a la postre, fue decisivo para el restablecimiento de la paz mediante la victoria nacional en todo el conjunto del territorio español. Sus restos mortales descansan en la Basílica sevillana.
Bolaños adelantó el jueves que, una vez que entre en vigor la Ley de Memoria Democrática, se iniciarán las actuaciones pertinentes para exhumar a Gonzalo Queipo de Llano y al fundador de Falange Española (FE), José Antonio Primo de Rivera, que según la nueva norma no pueden estar enterrados en un lugar preeminente.
Interior de la Basílica del Valle de los Caídos

Interior de la Basílica del Valle de los CaídosEFE

En declaraciones a la Sexta, Bolaños ha explicado que las autoridades se pondrán en contacto con la Hermandad de la Macarena «en cuanto la ley entre en vigor». A partir de ahí, se iniciarán las actuaciones para proceder a la exhumación. «Será la cofradía la que tenga que hacerse cargo de los gastos», ha agregado. El Gobierno ya exhumó los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, una actuación cuyos gastos asumió el Estado español.
El titular de la cartera de Presidencia ha reivindicado la nueva Ley de Memoria Democrática y ha recalcado que, a su juicio, la democracia española estaba «en deuda» con las víctimas del golpe de Estado, las de la Guerra Civil y las del Régimen. Del mismo modo, se ha congratulado por que la norma condena «de manera expresa» al Franquismo, algo «esencial». La norma, contraviniendo las directrices de la Unión Europea, en ningún momento condena al comunismo. La URSS, tanto a través del Partido Comunista de España como de la deriva sovietizante del propio PSOE, fue un elemento decisivo a la hora de desestabilizar a la Segunda República.
Fachada de la Basílica de María Santísima de la Esperanza Macarena, en Sevilla, España

Fachada de la Basílica de María Santísima de la Esperanza Macarena, en Sevilla, EspañaEl Debate

Derogar la ley

Respecto a las palabras del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que se ha comprometido a derogar la ley si llega a Moncloa, Bolaños le ha emplazado a reunirse con las víctimas y trasladarles sus planes.
Bolaños ha señalado que una democracia del siglo XXI «no puede homenajear a un dictador» y ha defendido que, en su lugar, hay que estar «cerca de las víctimas». «Durante el Franquismo sólo hubo víctimas de un lado y nunca fueron reparadas y ahora las ponemos en el centro», ha incidido.
Comentarios
tracking