Fundado en 1910

12 de junio de 2024

Bidones incautados en una operación policial

Bidones de gasolina incautados en una operación policialEuropa Press

La lucrativa trampa que esconde el 'petaqueo' de gasolina para las narcolanchas del Estrecho

Asociaciones policiales y partidos políticos piden que se equipare el castigo del contrabando de gasolina con el de la propia droga

«Controlar el tema de la gasolina es vital. Debería ser el primer paso para luchar contra el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar», reconoció un agente de Vigilancia Aduanera a El Debate. «El petaqueo», como se conoce al contrabando de gasolina para suministrarlo a las narcolanchas que atraviesan el Estrecho, «es la cantera del tráfico de drogas», afirman desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Pero, al mismo tiempo, es una actividad que también es frecuentada, cada vez más, por veteranos traficantes que ven en ella una actividad que les reportan prácticamente los mismos beneficios que el tráfico de droga, pero con mucho menos riesgo.

Y es que el contrabando de bidones de gasolina, lo que se conoce como 'petacas' no pasa de ser una mera infracción administrativa si el valor total de lo incautado no supera los 50.000 euros. De ahí que el 'petaqueo' se haya convertido en una actividad más y anexa del contrabando de droga.

Así funciona el 'petaqueo'

El 'petaqueo' o los bidones de gasolina normalmente son adquiridos por los contrabandistas en cantidades que no superan los 200 litros por persona para que no sea necesario expedir un documento de circulación o albarán.

Una vez conseguida una cantidad importante de combustible, éste se sube a pequeñas embarcaciones, normalmente de recreo y conducidas por personas muy jóvenes.

De ahí, las barquichuelas zarpan para alta mar, donde esperarán la llegada de la narcolancha que necesite repostar para completar el viaje.

De las últimas detenciones realizadas a petaqueros se ha sabido que estas personas cobran unos 400 euros por petaca transportada. La petaca más utilizada es la de 25 litros de gasolina.

Cada narcolancha cargada necesita alrededor de 120 litros de combustible por motor y hora de navegación y normalmente estas embarcaciones disponen de tres o de cuatro motores de unos 300 CV de potencia. Al estar cada vez más controlada la zona del Estrecho de Gibraltar, los narcotraficantes están ampliando la zona de traslado de la droga por lo que también necesitan hacer más kilómetros y estar más tiempo en el mar.

De ahí la explosión del 'petaqueo' porque, en caso de ser detenidos, la sanción a la que se enfrentan es de 100 euros de sanción administrativa en el caso de los menores. Y en la mayoría de los casos, esta sanción se queda sin cobrar al considerarse insolventes los petaqueros. La rentabilidad es máxima y el riesgo mínimo.

Muestra de esta explosión de contrabando de combustible es que desde que el Ministerio del Interior estableció el primer Plan Especial del Estrecho de Gibraltar en el año 2018, se han incautado 820.000 litros de combustible hasta el pasado mes de febrero, según datos publicados por el propio Ministerio. Y no deja de ser una parte muy pequeña de la que se maneja y consume en la zona.

Incluso el pasado 22 de febrero los narcos robaron en Estepona 16.000 litros de gasolina que había sido confiscada dos días antes por la Guardia Civil y la Policía Local de la localidad malagueña.

Urge una regulación penal

De ahí que la AUGC haya pedido «atajar el petaqueo y regular la posesión de más de 20 litros de combustible e imponer sanciones legales más complejas. Es urgente que por parte del Gobierno se regule esta cuestión como venimos reclamando desde hace años, para aplicar modificaciones en el ámbito del código penal para acatar esta cuestión como delito de narcotráfico y no como una simple falta administrativa».

El Partido Popular, por su parte, ha registrado una Proposición No de Ley en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para que se modifique el Código Penal y se castigue con más fuerza este tipo de contrabando. «La sanción debería incrementarse cuando haya indicios de que el combustible va a ser suministrado a una de estas embarcaciones, que son todos los casos, porque no se explica de otra manera la carga de numerosas petacas de gasolina en barcos de pequeño tamaño», consideran en el Partido Popular.

Comentarios
tracking