Fundado en 1910

22 de julio de 2024

El fiscal general del Estado, Alvaro García Ortiz, durante su última  declaración institucional

El fiscal general del Estado, Alvaro García Ortiz, durante su última declaración institucionalFiscalía General del Estado

Justicia

El fiscal general asume toda la «responsabilidad» en la filtración de los datos personales del novio de Ayuso

Álvaro García Ortiz niega que la nota remitida por la Fiscalía Provincial de Madrid incluyese «información» confidencial que «pudiera perjudicar el derecho de defensa» de la pareja de la presidenta madrileña

Ante los fiscales, que este lunes tomaban posesión de sus nuevos cargos, en la sede de la Fiscalía General del Estado y en defensa de la actuación de la jefa provincial del Ministerio Público en Madrid. Alvaro García Ortiz ha reconocido que la «responsabilidad» en la filtración de los datos personales del novio de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, es suya, en último término. «La comunicación» emitida «no contenía» información «confidencial» que pudiera haber «perjudicado el derecho de defensa» del investigado por un presunto delito contra la Agencia Tributaria, ha asegurado, sin embargo, el máximo responsable de la Carrera.

Insisto: asumo institucionalmente la responsabilidad última de la nota de prensa emitida por la Fiscalía Provincial de MadridAlvaro García OrtizFiscal General del Estado

Así lo ha reconocido García Ortiz, en un comunicado oficial, por primera vez desde que saltase el escándalo sobre la nota de prensa remitida a los medios de comunicación por la Fiscalía madrileña. Una difusión que, como publicó El Debate en exclusiva, se negó a atender la fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Almudena Lastra, al entender que el contenido del texto era incompatible con el deber de «confidencialidad» de las partes en el proceso reglado para alcanzar pactos de conformidad con el Ministerio Público. Un protocolo que ella misma había diseñado durante su etapa como vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en 2009.

«Como Fiscal General del Estado, estaba informado de los acontecimientos y de la publicación de un comunicado que se limitaba a desmentir, con hechos cronológicamente sistematizados, informaciones falaces e interesadas previamente publicadas por algunos medios. Por consiguiente, asumo la responsabilidad última de esa nota de prensa», ha declarado García Ortiz tras varias semanas de hermético silencio sobre el caso.

«No voy a tolerar que ningún fiscal tenga que soportar las consecuencias del funcionamiento trasparente de nuestra institución» y «no pienso consentir que la fiscal Jefa de Madrid o el fiscal encargado del caso sean perturbados por ejercitar la acción penal ante la posible comisión de hechos de naturaleza delictiva», ha advertido el responsable del Ministerio Público.

Y ha proseguido: «En consecuencia, sirva esta declaración institucional como respaldo a los compañeros de la Fiscalía Provincial de Madrid, que no han hecho sino cumplir un deber de informar verazmente a la ciudadanía con absoluta transparencia, prudencia y dentro de los márgenes y límites que marca nuestro ordenamiento jurídico y la Instrucción núm ero 3/2005 de la Fiscalía General del Estado».

No puede considerarse infringido el deber de reserva cuando el objeto de la comunicación es de dominio público fruto de indeseables filtracionesAlvaro García OrtizFiscal General del Estado

No en vano, la declaración del fiscal general ha sido, además, de público «reconocimiento» a la «labor y el desempeño profesional, con el máximo rigor, objetividad, imparcialidad y transparencia, de la fiscal jefe y del fiscal de la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid».

Para finalizar, García Ortiz ha insistido en destacar que «la Fiscalía española actúa con absoluta imparcialidad, objetividad y neutralidad política en el ejercicio de sus funciones. Y que ningún ciudadano o ciudadana de este país recibirá un tratamiento distinto por motivos ajenos al proceso. La actuación del Ministerio Fiscal se enmarca siempre dentro de la Ley, porque fuera de la Ley no hay nada».

Comentarios
tracking