Fundado en 1910

31 de mayo de 2024

El diputado de Vox Ignacio Hoces defiende la propuesta sobre inmigración ilegal en el Congreso

El diputado de Vox Ignacio Hoces defiende la propuesta sobre inmigración ilegal en el CongresoEFE

Pleno del Congreso

Ningún partido respalda la iniciativa de Vox que pedía rechazar la regularización de medio millón de inmigrantes ilegales

La formación había llevado una proposición no de ley en la que instaba a tramitar la expulsión inmediata de los personas que han entrado ilegalmente o poner fin a las políticas de efecto llamada, entre otras cosas

Vox se ha quedado solo en el apoyo a su iniciativa parlamentaria en la que pedía entre otras cosas rechazar el contenido de la iniciativa legislativa popular por la que se pretende regularizar a más de 500.000 inmigrantes ilegales, cuya toma en consideración fue aprobada en el Congreso con el respaldo de todos los grupos a excepción del partido de Santiago Abascal.
La formación llevaba al Pleno de este martes una proposición no de ley en la que también pedía tramitar la expulsión inmediata de inmigrantes ilegales, así como de aquellos inmigrantes legales que cometan delitos graves o reincidan en la comisión de delitos leves; poner fin a las políticas de efecto llamada, acabar con la subvenciones a organizaciones y asociaciones que faciliten la inmigración ilegal y el tráfico de personas, o suprimir las ayudas y beneficios sociales, salvo la ayuda humanitaria urgente, a los inmigrantes que hayan entrado ilegalmente a España.
El diputado de Vox Ignacio Hoces, que ha sido el encargado de defender la propuesta en el hemiciclo, ha subrayado que los datos de inmigración ilegal en nuestro país son «escalofriantes». En 2023 entraron más de 55.000 personas de forma irregular, y más de 17.000 en el periodo que abarca desde el 1 de enero al 15 de abril de este año. Hoces ha puesto el acento además en las consecuencias de esa avalancha migratoria tanto en lo que respecta a los servicios públicos como a la seguridad de los barrios.
Y ha recriminado al Gobierno haber «hurtado» a los españoles la posibilidad de decidir sobre una cuestión como el control de las fronteras o la soberanía y la identidad nacional y sobre qué modelo migratorio quieren los ciudadanos. En este sentido, ha denunciado una «distancia sideral» entre las políticas impulsadas sobre esta materia y el «sentir de los españoles honrados y la realidad de nuestros barrios». A su juicio, al respaldar la regularización de más de medio millón de inmigrantes ilegales lo que se lanza es «el peor de los mensajes» tanto a los países de las zonas subdesarrolladas como a las mafias que trafican con inmigrantes.
La propuesta de Vox ha sido rechazada por el resto de grupos parlamentarios, desde ERC al PP. El diputado del grupo republicano Jordi Salvador ha acusado al partido de Abascal de querer «deshumanizar a las personas migrantes» y de tener «poca humanidad». La diputada de Sumar Teslem Andala les ha acusado de «racistas y clasistas» y ha tildado esta iniciativa de «apocalíptica y vacía de contenido». En la misma línea, el socialista Luc Andre Diouf ha lanzado toda una serie de acusaciones a Vox, desde que «amenaza la España democrática» a que quiere «crear miedo» y tener un «discurso racista y xenófobo».
El Partido Popular tampoco ha respaldado la iniciativa, de la que consideran, según ha expresado la diputada Maribel Sánchez, que tiene una perspectiva «totalmente populista y electoralista» y con la que pretenden «aislar España». «Hacen una enmienda a la totalidad al nuevo pacto europeo de inmigración y asilo, y además cuestionan la propia construcción de Europa como ese espacio de seguridad y libertad», ha dicho la diputada popular reprochándoles una «vocación antieuropeísta». También ha cargado contra el Gobierno por su gestión «irresponsable» en materia migratoria y su opacidad en esta cuestión, y ha pedido «políticas serias».
Comentarios
tracking