Fundado en 1910

31 de mayo de 2024

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto con los mandatarios de Portugal, Eslovenia e Irlanda

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto con los mandatarios de Portugal, Eslovenia e Irlanda

Su plan fracasa

Sánchez suspende su gira europea para reconocer el Estado palestino sin más apoyo que el de Irlanda

Se ha reunido con los mandatarios de Noruega, Irlanda, Portugal, Eslovenia, Malta y Luxemburgo y ha mantenido contactos con los de Estonia, Polonia, Finlandia y Grecia, pero no han ido según lo esperado

El presidente del Gobierno ha suspendido su gira europea en busca de apoyos para el reconocimiento del Estado de Palestina sin haber obtenido apenas resultados. De todos los líderes con los que se ha entrevistado, solo el primer ministro irlandés le garantizó que ellos están «listos». Los demás dieron evasivas a Pedro Sánchez o condicionaron su apoyo a que se den las condiciones necesarias. Y el nuevo primer ministro portugués, el conservador Luís Montenegro, le dijo directamente que Portugal no va a reconocer Palestina.
Fuentes del equipo del presidente confirmaron a El Debate que Sánchez no hará más viajes dentro de la UE en el corto plazo, después de haberse trasladado a Polonia, Noruega, Irlanda, Eslovenia y Bruselas entre el 11 y el 18 de abril. No obstante, las mismas fuentes matizaron que no se puede dar la gira por terminada «necesariamente». Y que, en cualquier caso, ésta ha sido «intensa y satisfactoria».
Pedro Sánchez y el primer ministro de Irlanda, Simon Harris

Pedro Sánchez y el primer ministro de Irlanda, Simon HarrisFernando Calvo

El lunes, el presidente del Gobierno habló por teléfono con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, a quien reiteró el «pleno compromiso de España con el reconocimiento de Palestina como Estado, y con su ingreso como miembro de pleno derecho en Naciones Unidas». El equipo de Sánchez sigue sin concretar cuándo se producirá ese reconocimiento, más allá de insistir en que será antes de julio, aunque parece que no esperará tanto. El procedimiento inicialmente previsto por la Moncloa es aprobarlo en el Consejo de Ministros y que el presidente comparezca en el Congreso para informar a todos los grupos parlamentarios, como se comprometió a hacer.

El presidente habló el lunes con el líder de la Autoridad Nacional Palestina, con el rey de Jordania y con el presidente de Egipto

También el lunes, Sánchez mantuvo otras dos conversaciones telefónicas. Una de ellas con el presidente de Egipto, Abdelfatah El-Sisi. La otra con el rey de Jordania, Abdalá II. Jordania jugó un papel clave para repeler el ataque con misiles y drones que Irán lanzó contra Israel en la madrugada del 14 de abril. De hecho, fue el único país árabe que salió en auxilio de Israel, a pesar de que sus relaciones con el Gobierno de Benjamin Netanyahu atraviesan por un mal momento a cuenta de la ofensiva sobre Gaza.
Sánchez empezó su gira como líder de la causa Palestina en Europa el 21 de abril en Varsovia, en una reunión de alto nivel convocada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Allí pudo compartir las primeras impresiones con los mandatarios de Estonia, Polonia, Finlandia, Grecia e Irlanda, que también participaron. En los días posteriores mantuvo reuniones bilaterales con los primeros ministros de Noruega, Irlanda, Portugal, Eslovenia, Malta y Luxemburgo.
El de Noruega, Jonas Gahr Store, compareció junto a Sánchez en Oslo y hasta en tres ocasiones señaló que su Gobierno decidirá por sí mismo cuándo reconocer el Estado de Palestina, «teniendo en cuenta el momento y el contexto». El de Eslovenia, Robert Golob, declaró que él y el presidente español tienen «visiones prácticamente idénticas», pero acto seguido frenó las prisas de su homólogo. Porque, según el esloveno, hacen falta más países. «Esperamos poder dar los pasos adecuados en un tiempo prudente y cuando haya mayor consenso en cuanto a esta situación», señaló durante una comparecencia conjunta. De las reuniones con los de Malta y Luxemburgo la Moncloa no dio detalles y se limitó a enviar unas cuantas fotos y vídeos. Pero no concretó si ambos países, o al menos uno de los dos, reconocerán el Estado de Palestina a la vez que España o no.
Pedro Sánchez y el primer ministro de Malta, Robert Abela

Pedro Sánchez y el primer ministro de Malta, Robert AbelaBorja Puig de la Bellacasa/ Moncloa

El pasado 22 de marzo, Sánchez y los primeros ministros de Irlanda, Malta y Eslovenia firmaron una declaración conjunta comprometiéndose a reconocer el Estado de Palestina «cuando sea el momento». Después, Sánchez decidió por su cuenta que ese momento era antes de julio, al menos en lo que a España respecta.
Con el primer ministro de Portugal se reunió en la Moncloa, pero Sánchez no convenció a Montenegro. «Nosotros no vamos tan lejos como otros gobiernos de momento, en lo que se refiere al reconocimiento del Estado de Palestina. Porque consideramos que este consenso tiene que alcanzarse de manera multilateral, en el seno de la Unión Europea y también de las Naciones Unidas», explicó. Solo el de Irlanda, Simon Harris, le dijo a Sánchez lo que quería oír.
El pasado jueves, durante una comparecencia desde Bruselas, a Sánchez le preguntaron si asume que España podría tomar en solitario la decisión de reconocer el Estado palestino, en vista de las reticencias de la mayoría de los socios europeos. El presidente no contestó ni sí ni no: «Creo que la gira ha sido muy positiva, que hemos podido constatar muchas semejanzas a la hora de abordar una catástrofe humanitaria que nos sobrecoge a todos, que no puede dejar a nadie indiferente y mucho menos a Europa. Y donde España está jugando un papel de vanguardia, que es reconocido no solamente por los interlocutores europeos, sino también por la comunidad árabe y los países de la región», aseguró.
Este martes, en el Senado, el ministro de Asuntos Exteriores reprochó al PP que no apoye al Gobierno en esto. «No es de partidos políticos ni de ideología, es de mera humanidad. Ustedes no nos apoyan en el reconocimiento del Estado palestino, que es un clamor en la sociedad española. El día que quieran volver a las políticas de Estado, empezando por el reconocimiento del Estado palestino, mi puerta sigue abierta», zanjó José Manuel Albares.
Comentarios
tracking