Fundado en 1910

22 de julio de 2024

Carles Puigdemont, en el Parlamento Europeo, el pasado mes de febrero

Carles Puigdemont, en el Parlamento Europeo, el pasado mes de febreroNicolas Landemard / Zuma Press / ContactoPhoto

El PSOE avaló que Bruselas investigara los vínculos de Puigdemont con Moscú pocas semanas antes de las generales

El grupo socialista en el Parlamento Europeo apoyó una resolución para encargar al Centro de Excelencia para la lucha contra las amenazas híbridas que investigara los vínculos entre el secesionismo catalán y el Gobierno ruso

La petición de imputación por traición realizada por el juez Joaquín Aguirre al Tribunal Supremo está acreditada en encuentros de Puigdemont y su entorno a lo largo de cinco años entre 2017 y 2022.

Desde que Pedro Sánchez necesitó el apoyo de Puigdemont para ser reelegido presidente del Gobierno, el PSOE se ha esforzado por blanquear a su nuevo aliado, pero anteriormente el PSOE avaló todas las decisiones adoptadas en Bruselas para investigar los vínculos entre el Kremlin y Junts.

El 1 de junio del año pasado, pocas semanas antes de que Puigdemont tuviera en sus manos el futuro político de Sánchez, el grupo socialista en el Parlamento Europeo apoyó una resolución para encargar al Centro de Excelencia para la lucha contra las amenazas híbridas (Hybrid CoE) que investigara los vínculos entre el secesionismo catalán y el Gobierno ruso.

El informe a realizar por Hybrid CoE, con sede en Helsinki, tenía que analizar la estrategia rusa de desinformación y desestabilización en los estados miembros de la UE. El documento remitido desde el Parlamento Europeo a Helsinki cita explícitamente el caso catalán, pide que se investigue las relaciones entre Puigdemont y el Kremlin y fue aprobado masivamente por 522 votos a favor, entre ellos todos los eurodiputados del PSOE, 81 en contra y 60 abstenciones.

Entre los eurodiputados españoles, 45 votaron a favor, 4 en contra y 9 se abstuvieron. Los votos en contra los emitieron los eurodiputados de Junts per Catalunya y el eurodiputado de Bildu. Las abstenciones procedieron de Vox y Podemos.

En la jornada previa a la votación, el 31 de mayo, el grupo de Izquierda Unida Europea intentó que se eliminara del dictamen a debatir la parte relacionada con Cataluña, pero la enmienda de IU Europa fue rechazada de forma abrumadora con 470 votos en contra –también entre ellos el voto socialista–, 123 abstenciones y 97 a favor entre los que se contaban todos los actuales socios del PSOE: ERC, PNV, IU y Junts per Catalunya.

El informe que la Eurocámara trasladó a Hybrid CoE cita a Junts per Catalunya y Puigdemont junto a otras fuerzas de extrema derecha europea que han tenido relación con Moscú como la Liga Norte Italiana, Alianza por Alemania o el antiguo Partido del Brexit en el Reino Unido hoy Reform Party, etc.

La votación apoyada por el PSOE era la culminación de los trabajos de una comisión especial del Parlamento Europeo sobre interferencias extranjeras (INGE), en los trabajos de esta comisión participó el eurodiputado socialista español y exministro de justicia con Rodríguez Zapatero, Juan Fernando López Aguilar.

Comentarios
tracking