Fundado en 1910

16 de julio de 2024

García Gaztelu 'Txapote' e Irantzu Gallastegui, durante el juicio por el asesinato del concejal del PP, Manuel Zamarreño

García Gaztelu 'Txapote' e Irantzu Gallastegui, durante el juicio por el asesinato del concejal del PP, Manuel ZamarreñoEFE

'Txapote' encabeza la lista de etarras disidentes que abogan por resucitar a ETA

Catorce presos de la disidencia, más del 10 % del total, se quejan de que el PNV no les deja recibir las visitas de sus familiares

Aunque habían sido varias las ocasiones en las que había mostrado sus discrepancias con las líneas establecidas por la oficialidad del 'Colectivo de Presos Políticos Vascos' (EPPK en sus siglas en euskera), el pasado sábado Javier García Gaztelu 'Txapote' oficializó que encabeza la lista de presos etarras que disienten de la línea oficial marcada por Sortu, el partido mayoritario en la coalición Bildu, que apuestan por mantener una estrategia política alejada de las armas.

Los familiares y amigos de 14 presos etarras realizaron una rueda de prensa en la que denunciaron que a los encarcelados no les dejan recibir visitas ni participar en actividades dentro de las prisiones. Una vez finalizada la dispersión, «cuando estamos en las prisiones de la Comunidad Autónoma Vasca, han creado otra herramienta para intentar romper este vínculo: la medida de excepción», explicaban los etarras en una carta que hicieron pública sus familiares.

Los propios familiares explicaron que estas medidas se están aplicando a presos que no se ajustan a la «línea oficial de la izquierda abertzale», ya que, como argumenta la Dirección General del Gobierno Vasco, estos presos son partidarios de la «estrategia de confrontación». En la misma línea, los propios etarras hablan en su misiva de «una lista negra» de personas «les resultan inconvenientes o que los consideran enemigos, acusándolos de pertenecer a los sectores revolucionarios».

Más del 10 % de los presos

Se trata de 14 presos que permanecen en la cárcel y que también se vieron beneficiados del acercamiento de todos los presos a las cárceles vascas o a la navarra establecido por el Gobierno de Pedro Sánchez cuando subió al poder en el año 2018. Teniendo en cuenta que en la actualidad hay 134 presos acusados de pertenencia a ETA, la disidencia ocupa el 10,45 % de los presos etarras.

De esta forma, con esta carta, los etarras oficializan de alguna manera la disidencia o mejor dicho, actualizan la lista de un grupo de etarras que en la última década había roto con los oficialistas del EPPK.

Hasta ahora era de sobra conocida la disidencia de algunos históricos como Patxi Ruiz, asesino del concejal de UPN en Pamplona, Tomás Caballero; o Daniel Pastor, asesino del jefe de la Brigada de Información de Bilbao de la Policía Nacional, Eduardo Puelles; o Jon Kepa Preciado, condenado a 377 años de prisión por el intento de asesinato de la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Portugalete, Esther Cabezudo, herida junto a su escolta en 2002.

Pero en el listado de firmas de la disidencia ahora se ha incorporado Javier García Gaztelu 'Txapote', junto con Henri Parot, probablemente el terrorista más sanguinario de los presos de ETA, que cuenta entre sus 13 víctimas al concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, el histórico dirigente socialista Fernando Múgica o el presidente del PP de Guipúzcoa, Gregorio Ordóñez.

Por supuesto, ninguno de los 134 presos etarras se ha arrepentido de sus actos sinceramente (para obtener el tercer grado utilizan cartas prototipo) ni ha colaborado con la justicia para esclarecer alguno de los 379 asesinatos de ETA que quedan por resolver. Pero en el caso de los disidentes, su rebelión es, si cabe, mayor ya que ellos abogan por la continuidad del terrorismo.

El mismo 'Txapote' ya mostró su disidencia a finales de 2022 cuando firmó junto con otros 10 etarras una carta de apoyo a los encausados por el último 'ongi etorri' celebrado en marzo de 2022. Ahora ya se instala en esa «lista negra» de los «sectores revolucionarios». Y ya son 14 firmantes, 3 más que hace año y medio.

Los firmantes de la disidencia

Entre los 14 firmantes de la carta disidente se encuentran algunos de los más sanguinarios terroristas de ETA. A 'Txapote', con 13 asesinatos, se suma también Julen Atxurra Egurrola 'Pototo', miembro del temible comando Vizcaya en los años 80 y jefe del aparato logístico de ETA en los 90, el que proporcionaba armas y explosivos.

También se encuentran los presos que cuentan con mayores condenas, a los que les quedan más años de cárcel. Así, entre los firmantes están dos de los integrantes del comando Otazua que en julio de 2009 explotó una furgoneta bomba con 700 kilos de explosivos en la casa cuartel de Burgos. Su incompetencia a la hora de programar el temporizador a las 4:00 horas en lugar de a las 16:00 evitó una tragedia mayor. No obstante, sus componentes tienen la mayor condena puesto sobre un terrorista de ETA, 3.860 años de prisión para cada uno.

​Los firmantes de la misiva son: Julen Atxurra Egurrola, Oskar Barreras, Aitor Cotano, Orkatz Gallastegi, Xabier García Gaztelu, Fernando García Jodrá, Beatriz Etxebarria, los hermanos Jesús María y Garikoitz Etxeberria Goikoetxea, Daniel Pastor, Jon Kepa Preciado, Patxi Ruiz, Jon Mirena Sampedro y Mikel San Sebastián Gaztelumendi.
Comentarios
tracking