10 de diciembre de 2022

Imagen de archivo de abril de 1998, vista aérea de la rotura de la balsa que provocó el vertido de Aznalcóllar

Imagen de archivo de abril de 1998. Vista aérea de la rotura de la balsa que provocó el vertido de AznalcóllarEFE

Andalucía

El desastre de Aznalcóllar se juzgará 25 años después del suceso

La Junta de Andalucía reclama 90 millones a la antigua empresa gestora de la presa que se desbordó por los gastos de contención y limpieza del vertido

La rotura de un muro de contención de una balsa de decantación de la presa minera de Aznalcóllar (Sevilla) provocó, en abril de 1998, un desastre medioambiental sin precedentes. Más de cinco millones de metros cúbicos de lodos tóxicos acabaron en el río Guadiamar y se quedaron a las puertas del Parque Nacional de Doñana. 25 años después del suceso, la empresa sueca Boliden, entonces gestora de la presa, irá a juicio.
El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Sevilla celebró este jueves la vista previa de la causa por la demanda interpuesta por la Junta de Andalucía para que Boliden abone los gastos de restauración de la zona afectada, unas 4.400 hectáreas. Después de escuchar a las partes enfrentadas, el magistrado José Manuel Martínez fijó la vista oral para julio de 2023.
Aznalcóllar

AznalcóllarEFE

Según la abogada de la Junta de Andalucía, ésta asumió la «intervención coordinada» de las tareas de contención y de limpieza del vertido, pero siempre con la «voluntad» de «repercutir» los gastos afrontados a los responsables de la situación. Boliden lamentó «profundamente» el desastre; sin embargo, consideró que no pesa «obligación» alguna de compensar a la Junta por dichos trabajos, ya que ésta «autorizó el recrecimiento» de la presa y, en su demanda, incluye cantidades «no imputables» a la empresa.
Así pues, Boliden reclamó la desestimación íntegra de la demanda o «acción de reembolso». La Junta, que, por el contrario, se ratificó en ella, le pide 89,8 millones de euros más intereses y se basa en el artículo 81 de la Ley de Minas –que responsabiliza al titular de la explotación de los daños y perjuicios que ocasione con sus trabajos– para hacerlo. El abogado de la empresa sueca alegó que ésta afrontó gastos por valor de 115 millones de euros en el accidente.

Un vía crucis judicial

El vertido se produce el 25 de abril de 1998. Dos días después, se inician las investigaciones de un caso que ha pasado por las vías penal, civil, contencioso-administrativa y, de nuevo, civil; un auténtico vía crucis judicial que llega en 2023 a su última estación.
Aznalcóllar

AznalcóllarEFE

La vista oral del juicio del caso Aznalcóllar se celebrará en seis sesiones, los días 4, 6, 11, 13, 18 y 20 de julio de 2023. Habrá 13 interrogatorios. Posteriormente, el juicio quedará visto para sentencia.
Comentarios
tracking