09 de agosto de 2022

S-81 Isaac Peral: así se construye el submarino más avanzado de España

S-81 Isaac Peral: así se construye el submarino más avanzado de España

Armada  El submarino S-81 sale al mar para un examen clave en plena recta final de su construcción

El submarino S-81 Isaac Peral, el primero de la serie S-80 que está siendo construido por Navantia para la Armada, realizará este viernes en aguas de Cartagena su primera navegación en superficie, si por fin se cumplen las previsiones. Este «examen» estaba previsto el pasado mes de marzo, pero problemas técnicos lo retrasaron. Se trata de uno de los hitos claves en el complejo proceso de construcción del buque, cuya sofisticada tecnología lo convertirá en una de las joyas de la Armada. El último hito, que pasó con éxito, tuvo lugar el 19 de enero de este año, cuando el S-81 realizó sus pruebas sobre amarras, lo que ha supuso poner en movimiento su hélice por primera vez.
El submarino S-81 ‘Isaac Peral’ tocó el agua del mar por vez primera el pasado 7 de mayo

El submarino S-81 ‘Isaac Peral’ tocó el agua del mar por vez primera el pasado 7 de mayoNavantia

El complejo control del submarino

El complejo control del submarinoArmada Española

Un momento del entrenamiento de la tripulación del S-81

Varios momentos del entrenamiento de la tripulación del S-81 (en la imagen superior)Armada Española

Se da la circunstancia de que el Rey Felipe VI inauguró el pasado día 24 la octava edición de la Feria Internacional de la Industria Naval (Navalia). Durante su recorrido por la Feria, Don Felipe tuvo ocasión de conocer las maquetas del S-81 y de la F-110, la fragata del futuro, cuyo corte de chapa tuvo lugar el 7 de abril. Asimismo, recibió información de primera mano sobre el estado de la construcción del submarino, ya que estuvo acompañado por el presidente de la compañía. Las pruebas de mar se prolongarán durante un periodo de unos tres meses. Primero tendrán lugar en superficie y, posteriormente, comenzarán las inmersiones, uno de los momentos más delicados por razones obvias.
El submarino entra en su recta final tras un largo periplo aunque, como es habitual en este tipo de megaproyectos, la primera fase está marcada por un largo periodo de problemas burocráticos y definición del proyecto. Fue el Consejo de Ministros del 5 de septiembre de 2003, siendo presidente del Gobierno José María Aznar, el que dio luz verde a la adquisición de cuatro submarinos y dos simuladores, uno de plataforma y otro táctico. Sin embargo, tuvieron que pasar 13 años para que, en julio de 2016, quedara asegurada la viabilidad del proyecto al superarse la denominada Revisión Crítica del Proyecto. En noviembre de 2017 se inició la fase de construcción. A partir de ese momento el S-81 fue superando hito tras hito. Fue amadrinado por la Princesa de Asturias en una ceremonia presidida por Su Majestad el Rey que tuvo lugar en el Astillero de Cartagena el 22 de abril de 2021. Su puesta a flote se realizó con éxito en mayo de aquel año, cuando tocó el agua del mar por primera vez.
Radiografía del S-81

Radiografía del S-81Kindelán

Radiografía del S-81

Radiografía del S-81Kindelán

Según los datos del programa del Ministerio de Defensa, la construcción de los cuatro submarinos supone, como mínimo, unos ocho millones de horas directas para Navantia, «lo que equivale al trabajo de unas 500 personas durante 11 años» y nueve millones de horas en la industria auxiliar. La estimación prevista es que el programa en su conjunto creará unos 2.350 empleos de los que 500 son directos, 570 indirectos y 1.280 inducidos.
Este modernísimo submarino cuenta con una gran mayoría de componentes de la industria naval española. El contratista principal es Navantia. Como subcontratistas figuran empresas españolas como Indra, Sainsel, Gamesa, Abengoa, Navantia Sistemas o Tecnobit entre otras

Innovaciones tecnológicas

El S-81 despliega un importante abanico de innovaciones tecnológicas que lo convertirán en una de las insignias de la Armada. Por ejemplo, la planta generadora de AIP, basada en un reformador de bioetanol para obtención de hidrógeno. Dispone asimismo de un sistema integrado de control de plataforma desarrollado por la industria nacional, un impresionante motor eléctrico de propulsión o un completo sistema de ciberdefensa. El desarrollo del sistema AIP se ha «desacoplado» del proyecto, de forma que el primer buque en el que se instale el AIP durante la construcción será el S-83. Al S-81 y al S-82 se les instalará durante su entrega, en una inmovilización programada.
Imagen del submarino S-81 en las instalaciones de Navantia en Cartagena

Espectacular imagen del submarino S-81 en las instalaciones de Navantia en CartagenaEuropa Press

Fechas contractuales de entrega

  • S-81: febrero de 2023
  • S-82: diciembre de 2024
  • S-83: octubre de 2026
  • S-84: febrero de 2028
En cuanto al sistema de combate integrado, incorpora sonar, lanzamiento de armas, guerra electrónica, sensores optrónicos y radares de baja probabilidad de interceptación. Entre las principales armas, torpedos guiados, misiles antibuque y de ataque a tierra o minas.
Comentarios
tracking