13 de agosto de 2022

Recreación del sistema de combate

Recreación del sistema de combateAirbus

Fuerzas Armadas  FCAS, Proyecto E, Ejército 35, S-80, Eurofighter: Proyectos clave para aumentar el gasto militar

El Ministerio de Defensa maneja en 2022 un Presupuesto de 11.709 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 7,8 %. El objetivo declarado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a raíz de la invasión rusa de Ucrania es alcanzar el 2 por ciento del PIB en defensa. Este objetivo fue ratificado en la reciente cumbre de la OTAN. En la actualidad, existen una veintena de los denominados «programas especiales». Estos programas, dotado con 2.848 millones de euros (+21,6 %) se destinan a inversiones en helicópteros, submarinos, blindados, Next Generation Weapon System o fragatas. Indudablemente, la nueva estrategia alentada desde Estados Unidos y la OTAN puede convertirse en una ocasión para impulsar algunos de los principales proyectos de la defensa española que hoy por hoy siguen más bien del lado de la ciencia-ficción.

Futuro Sistema de Combate Aéreo

Uno de esos proyectos es el FCAS (Future Combat Air System) integra un caza de «siguiente generación» que volará acompañado por un enjambre de drones. El sistema se coordina gracias a una «nube» digital de combate, la nube multidominio, que cambiará las reglas del juego estratégicas para la guerra en el futuro. Se trata de una red de información descentralizada y blindada que conecta nodos para todas las fuerzas en todos los dominios, lo que permite intercambios e inteligencia en tiempo real. Multi-Domain Combat Cloud «aumenta la eficacia al proporcionar la información correcta, en el activo correcto, en el momento correcto», asegura Airbus.
Prototipo del caza del futuro, en el marco del programa FCAS

Prototipo del caza del futuro, en el marco del programa FCASMinisterio de Defensa

Recreación de Airbus del nuevo sistema

Recreación de Airbus del nuevo sistemaAirbus

Mientras, el Ejército de Tierra ha puesto en marcha el desarrollo de un plan estratégico denominado Ejército 35, un proyecto de transformación a largo plazo para situarse a la vanguardia tecnológica, que incluye la incorporación de la inteligencia artificial (IA). Este proyecto debe incorporar, tal y como adelantó El Debate, aplicaciones de procesos de datos, alta conectividad, robótica inteligente, tecnologías cuánticas y de redes neuronales, autonomía, inteligencia artificial, nano-tecnología, sistemas de armas de precisión extrema, aprendizaje de máquinas o biotecnologías. Otro de los aspectos claves del proyecto es la configuración de las brigadas del futuro como un «sistema de combate integral».
Imagen del proyecto Fuerza 35 del Ministerio de Defensa

Imagen del proyecto Fuerza 35 del Ministerio de DefensaMinisterio de Defensa

En cuanto al denominado Proyecto E, el Ministerio de Defensa, la Armada y Navantia lanzaron el 17 de septiembre del 2020 la iniciativa Proyecto 4E «Essential Elements of European Escorts». Su objetivo es doble, tal y como señala Navantia: por un lado, desarrollar un proyecto europeo para el diseño y desarrollo de elementos comunes a escoltas futuros de la UE. Por el otro, aumentar la intercomunicación de las fuerzas navales de la UE. Desde el punto de vista tecnológico, se trata de un bloque de «sistemas» que se incluirán en una serie de futuros escoltas de combate europeos que serán construidos por países europeos. El plan prevé nuevos misiles basados en tecnologías emergentes y una nueva generación de sensores. Asimismo, el nuevo sistema de combate desarrolla un sistema integral antitorpedo.
El desarrollo de torpedos basados en tecnologías emergentes es clave en el proyecto 4E

El desarrollo de torpedos basados en tecnologías emergentes es clave en el proyecto 4ENavantia

Estos proyectos virtuales, pero que están diseñados para transformar las Fuerzas Armadas a medio plazo, se complementan con otros decisivos proyectos ya en marcha. Es el caso de los submarinos de la Serie 80. El submarino permite ser operado por una tripulación reducida (32 marinos y 8 plazas para el embarque de personal adicional). Es capaz de alcanzar una velocidad en inmersión superior a los 19 nudos, y una cota máxima de inmersión de 300 m. Tiene aproximadamente 80 m de eslora, 7 m de diámetro y cuenta con un desplazamiento en inmersión de unas 3.000 toneladas, según los datos facilitados por Navantia. Además, incorpora un sistema de combate desarrollado por Navantia Sistemas en colaboración con la empresa estadounidense Lockheed Martin, de lanzar misiles tácticos de ataque a tierra.
El S-81, "vigilado" de cerca por el buque Clara Campoamor de Salvamento Marítimo

El S-81, «vigilado» de cerca por el buque Clara Campoamor de Salvamento MarítimoSalvamento Marítimo

El moderno S-81 en el astillero de Navantia en Cartagena

El moderno S-81 en el astillero de Navantia en CartagenaMinisterio de Defensa

Entre los últimos proyectos, es clave la adquisición de 20 aviones de combate Eurofighter que sustituirán a los actuales F-18 que operan en Canarias. Se trata de un contrato que supera los 2.043 de millones de euros e incluye las aeronaves, los motores, un simulador y los servicios de apoyo necesarios. Es el llamado «Programa Halcón». La flota de Eurofighter españoles, pieza clave en la estrategia defensiva del Ejército del Aire, crecerá hasta los 90. Los nuevos «halcones» serán 16 monoplazas y 4 biplazas y contarán con radar E-Scan (escaneo electrónico). La primera entrega está prevista para el año 2026.
Espectacular imagen de un Eurofighter en vuelo difundida por Airbus

Espectacular imagen de un Eurofighter en vuelo difundida por AirbusAirbus

Uno de los Eurofighter españoles en vuelo

Uno de los Eurofighter españolesEjército del Aire

Cuatro Eurofighter españoles se desplegarán entre el 22 de agosto y el 12 de septiembre en Amari, Estonia, en apoyo del destacamento aéreo alemán en dicho país y para realizar actividades de interoperabilidad de Eurofighter alemanes y españoles. España culmina así un despliegue inédito de tres misiones de policía aérea en un mismo año.
Comentarios
tracking