La sargento Andrea Fírvida durante un partido de fútbol

La sargento Andrea Fírvida durante un partido de fútbolEjercito del Aire

La sargento que lo mismo maneja el enorme A400 que el pequeño balón de fútbol

La sargento Andrea Fírvida asciende al arbitraje de la máxima categoría del fútbol femenino

Mide casi como medio campo de fútbol. El A400 es el avión más grande del que dispone el Ejército del Aire y del Espacio y uno de sus supervisores de carga es la sargento Andrea Fírvida, la misma que a partir de la próxima temporada dirigirá como árbitro los partidos de la Primera División Femenina después de que este martes fuera ascendida a la máxima categoría del fútbol nacional.
La misma paciencia y prestancia que demostró para formarse en la Academia Básica del Aire de León es la que ha aplicado en las diez temporadas que ha permanecido en las categorías inferiores hasta llegar a lo más alto igual que ha llegado al avión más grande de nuestro Ejército.
«Ser árbitra de fútbol me ha aportado una madurez y un crecimiento personal que he podido volcar en la vida militar. Curiosamente tienen muchas cosas en común», reconocía hace dos años en una entrevista para el Ejército del Aire cuando se proclamó campeona absoluta militar de los 1500 metros de atletismo.
Porque sí, Andrea también practica el atletismo. «Pienso que es fundamental llevar una vida activa», aseguraba, «practicar un deporte, cualquiera que sea, no solo te hace sentir bien y mejorar la salud tanto física como mental, sino que también aumenta otras capacidades como disciplina, sacrificio, constancia, motivación…». Al fin y al cabo, los valores del Ejército.
Como supervisora de carga del Ala 31, ubicada en Zaragoza, tiene que calcular los pesos de la carga, determinar la cantidad y la orientación de la carga y calcular el centro de gravedad de un avión, dirigir a los equipos de tierra en la carga, descarga, aseguramiento y puesta a punto de la carga e, incluso, acompañar a las aeronaves como miembro de la tripulación de vuelo para monitorear y manejar la carga en vuelo.
Como árbitro, tendrá que manejarse con jugadoras como Alexia Putellas, Marta Corredera o Virginia Torrecilla.
Comentarios
tracking