09 de agosto de 2022

La duquesa de Cambridge

Catalina de Inglaterra aboga por la repetición de looks en todas sus aparicionesGTRES

Moda

La duquesa de Cambridge repite vestido

Una pieza de Alexander McQueen que lució en los BAFTA fue la elección para asistir a los premios Earthshot

Los duques de Cambridge asistieron este domingo por la tarde a la primera gala organizada por los premios Earthshot, unos galardones concedidos por los propios príncipes a través de The Royal Foundation, con los que pretenden premiar el cuidado del medio ambiente y el planeta.
Para la cita, Catalina de Inglaterra decidió acudir luciendo un vestido que ya había llevado en otra ocasión, en concreto, en la edición de 2011 de los premios BAFTA. Firmado por Alexander McQueen, responsable también de su look de boda, este vestido destaca por su corte de aire grecorromano, que apreciamos especialmente en su escote tipo barco, su cuerpo plisado, su manga corta y el amplío vuelo de su falda.
Su color malva muy suave, además, conjunta a la perfección con la característica melena castaña de la futura Reina. En esta ocasión, con raya al lado y ondas bastante marcadas.
Britain's Prince William and Kate Middleton, Duchess of Cambridge at Earthshot Prize Awards Ceremony  in London on Sunday Oct. 17, 2021.

Britain's Prince William and Kate Middleton, Duchess of Cambridge at Earthshot Prize Awards Ceremony in London on Sunday Oct. 17, 2021.GTRES

Para actualizarlo, añadía un cinturón joya muy especial, ya que es el mismo que utilizó para completar su segundo look de boda en la cena nupcial, donde apareció con un vestido satinado de Sarah Burton y una chaqueta de angora.
Como joyas, decidió llevar los mismos pendientes de Kiki McDonough con los que acudió a la boda de su hermana Pippa en mayo de 2017 junto al clásico anillo de zafiros que recibió en su compromiso con el príncipe Guillermo y que fue heredado de Lady Di.

La duquesa de Cambridge demostró así estar concienciada con el medio ambiente, al igual que su marido y su hijo George, especialmente si tenemos en cuenta que la industria textil es una de las que mayor contaminación genera. No es la primera vez, en cambio, que la vemos reutilizar prendas y componer con ellas un outfit completamente distinto.
Ya lo hizo, por ejemplo, con un vestido rosa perlado de lentejuelas y cristales Swarovski de Jenny Packham. Lo lució en 2011 en el décimo aniversario de la gala ARK en Londres y en su viaje oficial por Europa cinco años antes. Un auténtico flechazo de vestido apto para llevarlo con melenas sueltas o moño bajo.

Comentarios
tracking