18 de agosto de 2022

Restaurante Charnela

Restaurante Charnela

El Chef Judicial

Charnela: la taberna marinera de Ponzano

La taberna familiar que sirve tanto para iniciar una ruta de tapas por Madrid como para una comida homenaje

En el número 8 de Ponzano encontramos una taberna familiar que rinde un homenaje al molusco de concha más popular, un lugar acogedor que nos brinda tanto la posibilidad de un tapeo para iniciar una ruta de vinos por esta emblemática calle de Madrid, como la opción de una comida para disfrutar de todas las viandas que nos ofrece este local de tonos azulados que nos hará sentir como en casa.
Charnela (la articulación que une las dos piezas que componen una concha bivalva) nos invita a un primer oleaje de boquerones en vinagre y anchoas del cantábrico sobre pan tostado con tomate que nadarán junto a una espectacular gilda o de la versión evolucionada de ésta última, en forma de gildón, misma calidad, pero en vez de anchoa mejillón. Aperitivos que comenzarán a deleitarnos en sus primeros pases antes de que el producto estrella de este restaurante nos dé sus primeros envites en forma de mejillones en escabeche con salsa wakame, el clásico ‘charnelito’ que innova este molusco en forma de ceviche o el tradicional e irresistible mejillón tigre.
Gilda de Charnela

Gilda de Charnela

Alejandro Yravedra y Victoria Mántaras maridan los productos de Charnela con una amplia bodega que recorre desde espumosos, a Ribeiros, Riojas o vinos de la tierra de Cádiz. Para empezar estos primeros compases nos quedaremos con un vino de Madrid, «Gatuno» de la sierra oeste de garnacha con toques de frutos rojo y regaliz o con una pequeña joya de González Byass, «Finca Moncloa» tempranillo de Cádiz suave de cuerpo largo, en nariz de frutas rojas y maduras, espaciadas y balsámicas. Dos vinos recomendables antes de acercarnos a descubrir la variada gama de productos traídos directamente de la Ría de Arousa.
Tomate rosado de Charnela

Tomate rosado de Charnela

Imaginando navegar por la belleza de las rías gallegas y tras los primeros brindis comprenderemos que hemos hallado la mejor mejillonera de Madrid que innova recetas sobre el más popular molusco de concha. Los «apnea» al modo vapor, los de la casa combinados con nata y curry, los que miran a Bélgica con cebolla, apio, puerro, vino blanco y pimienta o los atrevidos como los Pilsen cocinados en una exquisita combinación de cerveza y mostaza. Alex y Victoria nos dan una visión distinta y moderna del mejillón que nos atraerá y nos obligará a repetir. Los canarios con un toque de mojó picón, los feriantes con alegría de manzanilla, los parmesanos con queso y ají amarillo o los más exóticos con leche de coco, jengibre hojas de lima y curry verde, desatarán una afición empedernida por los mejillones.
Mejillón tigre de Charnela

Mejillón tigre de Charnela

Para acompañar las delicias de la ría optaremos por un Lagar de Cachada, albariño de intenso aroma y equilibrado, por un «Don Ricardo» procedente de Cambados o por un «A Telleira Treixadura» Ribeiro fresco y envolvente con aromas frutales que nos hará repetir más de una copa. Preludios excelentes para no dejar a un lado las ostras que Charnela nos ofrece ya sea la «Gillardeu» o la «Fine de Claire».
Y aunque Charnela destaca sobre todo por su irresistible carta de mejillones, también tiene espacio para un sensacional tomate rosado aliñado con vinagreta dulce y sal negra o una sinfonía de croquetas de jamón, boletus, rabo de toro, de puerro confitado y sobre todo las excepcionales de «queso gamoneu». El punto picante viene de la mano de los gambones al estilo Cha-Thai o de la suavidad del pulpo a la parrilla macerado de primera calidad. Una cocina cuidada con esmero y un trato excelente que con base en el mar nos deja también espacio para avistar las delicias de la tierra.
Para los amantes de la carne, Charnela les ofrece una sabrosa pluma de cerdo ibérico o para los que tengan un gran apetito un lomo bajo de vaca que acompañado de patatas fritas les brindará un corte de gran calidad hecha en su punto y con un intenso y magnífico sabor. Acompáñenlo con un Remelluri elegante y maduro con las variedades de Garnacha y Graciano o con un Muriel Reserva y continuarán poniendo alegría a una experiencia gastronómica que los llevará a hacer de este lugar de Ponzano uno de los sitios más apetecibles del barrio de Chamberí.
Lomo alto de Charnela

Lomo alto de Charnela

Los postres caseros en forma de tarta de queso hacha al horno, el cheesecake con chocolate o el increíble y novedoso Browlant, la fusión perfecta entre un brownie y el coulant, deleitarán a los comensales que se acerquen a Charnela para descubrir este pequeño sueño gastronómico de Alejandro y Victoria que crece a medida que prueban cada bocado y que no sólo les encantará por la calidad de su producto sino también por el familiar trato con el que serán recibidos. 

Comentarios

Más de Restaurantes

tracking