28 de mayo de 2022

El Rinconcillo

El Rinconcillo

Gastronomía

Cocina con sabor añejo: los restaurantes más antiguos de España

La antigua taberna Las Escobas, El Rinconcillo, Botín y Can Culleretes albergan el patrimonio culinario más arcaico, ilustre y representativo de España

Aúnan cocina de autor, pero vienen cargados con siglos de tradición. Estos cuatro restaurantes llevan conservando la esencia de la gastronomía española a lo largo de cientos de años demostrando que la gastronomía es un arte cocinado a fuego lento y priorizando lo importante: «el buen comer».

Antigua Taberna Las Escobas (1386)

La taberna más antigua de España lleva el nombre de un viejo cestero, que servía y fabricaba a mano las escobas o «escobas» que cuelgan del techo. Actualmente reconvertido en restaurante, dispone de dos comedores climatizados y una terraza al aire libre. Está cerca de la Catedral de Sevilla, y sirve deliciosas tapas y platos típicos de la cocina andaluza, destacando especialmente las lentejas, el cocido, el gazpacho andaluz o el pisto.
A la Antigua Taberna de Las Escobas acudía gente de todos los estratos sociales , entre ellos célebres escritores, poetas y artistas de diferentes épocas: Cervantes, Lope de Vega, Bécquer, Dumas, Lord Byron, Santiago Montoto y los hermanos Álvarez Quintero, que hoy dan nombre a la calle donde más se encuentra este establecimiento milenario.
Antigua Taberna Las Escobas

Antigua Taberna Las Escobas

El Rinconcillo (1670)

La familia De Rueda ha conservado generación tras generación la esencia de El Rinconcillo, que se ha convertido en la esquina con más renombre de Sevilla y por la que parece que no han pasado los siglos. Ha sido lugar de tertulias y de cofrades. 
«En la planta inferior, podrás disfrutar de una deliciosa tapa o un agradable vino, apoyando la copa en su mostrador de caoba o en una de sus barricas transformadas en velador, típicamente andaluz, o bien sentado en una de las mesas de mármol con sillas de madera y enea natural». Todo ello, disfrutando de los mejores guisos y tapas de la cultura sevillana mientras degustamos una extensa carta de vinos de Rioja, Ribera del Duero, Penedés o Rueda.
El Rinconcillo

El Rinconcillo

Botín (1725)

Cuenta la leyenda que el mismísimo Goya trabajó como fregaplatos en Botín. En el siglo XX, la familia González adquirió el local y desde entonces se mantienen como propietarios.
Tres y cuatro veces por semana llegan al restaurante cargamentos de los mejores cochinillos segovianos y corderos procedentes del triángulo mágico de esta carne «Sepúlveda-Aranda-Riaza» y convirtiéndose en la especialidad de la casa. El dorado de los cochinillos y corderos y su sabor proviene no solo de la calidad de la carne, sino de cocinarse en horno de leña.
Botín

Botín

Can Culleretes (1786)

Un restaurante único en Barcelona cuyo rótulo da fe de la antigüedad del local. Siguiendo el consejo escrito en la puerta Estireu la porta (tiren de la puerta), el cliente se encuentra con un amplio interior que evoca la época modernista, con grandes pinturas costumbristas en los salones. Su peculiar nombre proviene de cuando los camareros gritaban ¡Noies, culleretes! (chicas, ¡cucharillas!) a las chicas que fregaban, cuando el bote destinado a contener las cucharas limpias estaba vacío.
«Son recetas de cocina tradicional catalana que han ido pasando de generación en generación y que nosotros seguimos cocinando tal y como nos enseñaron nuestros abuelos y abuelas». Canelones, escudellas, bacalao a la llauna o fricandó de ternera con alcachofas son algunos de los platos que se pueden degustar desde hace más de doscientos años.
Can Culleretes

Can Culleretes

Comentarios

Más de Restaurantes

tracking