29 de junio de 2022

José Manuel con su hija Kira a hombros

José Manuel con su hija Kira a hombros@JMporKiraLopez

El padre de una niña que se suicidó con 15 años reúne 70.000 firmas para un protocolo contra el acoso

Hace un año que Kira López, una niña de 15 años, se suicidó tras haber sido víctima de acoso escolar. Su padre, José Manuel López, ha recogido casi 70.000 firmas en menos de 34 horas a través de Change.org, para pedir al Ministerio de Educación un protocolo nacional contra el acoso escolar.
«Mi hija se suicidó con 15 años. El bullying no es cosa de niños», advierte este padre en la petición, en la que recuerda que, en el año 2020, se suicidaron en España 61 menores de edad.
Este jueves, 19 de mayo, López lanzó la petición de firmas, justo cuando se cumplía un año del suicidio de su hija. Tal y como relata, la noche anterior, su hija le abrazó y le dijo que le quería mucho y que era «el mejor papi del mundo». «Esa fue su forma de despedirse. Ahora lo sé», recuerda en el texto.

Un plan de acción

Ante esta situación, solicita la creación por parte del Ministerio de Educación de un protocolo nacional contra el acoso escolar, «que especifique las actuaciones pertinentes tanto en caso de acoso de profesores hacia alumnos como en caso de bullying entre iguales».
López considera que «con Kira no se actuó a tiempo» y cree necesario que en todos los centros escolares «se garantice la activación urgente de atención psicológica ante sospechas claras de abuso y la intervención inmediata si se detecta riesgo de suicidio de la víctima». «Cada minuto sin tomar medidas es un minuto donde un niño o una niña puede estar sufriendo y encontrarse en peligro», avisa.
Además, el impulsor de la campaña persigue «acabar con el abandono de la salud mental que existe en muchos centros educativos» y, en este sentido, critica las «ratios insuficientes de número de psicólogos por alumno/a, los incumplimientos de protocolos contra el bullying y la desatención de los canales internos para denunciar».

No son «cosas de crios»

«Los centros educativos deben reaccionar con la velocidad y profesionalidad que estos casos requieren. Basta de pensar que la burla, el insulto, las agresiones son 'cosas de críos'. No lo son. Son un problema social grave que puede acabar (y que acaba) con vidas inocentes como la de nuestra hija Kira», zanja.
José Manuel López ya se ha puesto en contacto con el Ministerio de Educación informándoles de su recogida de firmas y solicitando una reunión. «Ahora estoy a la espera de una respuesta que, dada la gravedad y la urgencia de lo que estamos demandando», esperamos que llegue muy pronto", ha declarado.
Comentarios
tracking