07 de octubre de 2022

Un bebé, en su cuna, envuelto con una manta

Un bebé, en su cuna, envuelto con una mantaPexels

Sueño

Ni almohada ni juguetes: los consejos de la Academia Americana de Pediatría para un sueño seguro

Una superficie firme, plana y no inclinada ha de ser sobre la que duerma el bebé, y siempre boca arriba

Desde el año 2016, la Asociación Americana de Pediatría no actualizaba sus recomendaciones sobre sueño infantil y ahora, a las ya conocidas como evitar el colecho, procurar que duerman boca arriba en su cuna o no despertar al bebé si no se desvela para las tomas, se han sumado otros consejos para hacer que las horas de sueño sean lo más seguras posible y evitar, entre otras cosas, el síndrome de muerte súbita del lactante, que se produce mientras el pequeño duerme.
Una superficie plana y firme es la recomendada para el descanso del niño, pero también que no esté inclinada. «Los padres no deben usar productos para dormir que no se comercialicen específicamente para ello», afirman los pediatras americanos en el comunicado a través del que han publicado sus nuevas recomendaciones. Por ello, no recomiendan que dentro de la cuna haya ningún tipo de juguete, ni almohada, ni protecciones de la cuna que puedan desprenderse y lastimar al pequeño o con riesgo de quedar atrapado.

Colecho, ¿sí o no?

Por otro lado, no se aconseja que el bebé duerma en dispositivos fabricados para estar sentado, tales como la sillita del coche, la de paseo o una hamaca, especialmente en menores de cuatro meses. La razón es si descansan en una superficie con una inclinación mayor al 10 % su cabeza puede quedar suspendida hacia delante causando que se obstruyan las vías respiratorias.
Y tampoco recomiendan los pediatras americanos la práctica del colecho, que padres e hijos duerman en la misma cama. Según informa la AAP el riesgo de muerte infantil relacionada con el sueño es 67 veces más alto cuando se duerme con alguien en el sofá o en un sillón blando; y 10 veces mayor cuando se duerme con alguien que está incapacitado por la fatiga o el uso de medicamentos sedantes, alcohol, drogas o es fumador. No obstante, sí que recomiendan que los primeros seis meses de vida el bebé comparta habitación con sus padres.
Además, igualmente desaconsejan el uso de cualquier prenda que cubra la cabeza del pequeño. «Los sombreros y cualquier otro elemento deben quitarse antes de acostar a bebé», explican, además de especificar que han de ser cubiertos con una capa más de la que un adulto utilizaría para dormir.

Las nuevas recomendaciones de la AAp

  • Evitar adornos en la cuna o en la cama.
  • El bebé ha de dormir en la misma habitación que los padres, por lo menos durante los seis primeros meses, pero nunca en la misma cama.
  • Dormir boca arriba.
  • La superficie de la cuna ha de ser plana y firme.
  • Evitar dormir en una hamaca, sillitas para el coche u otras superficies con más de un 10 % de inclinación.
  • Dedicar un tiempo de juego boca abajo para fortalecer sus músculos, pero siempre vigilado.
Comentarios
tracking