25 de septiembre de 2022

El manual sugiere que un aborto no afectará al futuro reproductivo de la mujer

El manual sugiere que un aborto no afectará al futuro reproductivo de la mujerLu Tolstova

Un manual para personal abortista sugiere que los bebés abortados parecen bolas de algodón

En el plan de estudios también se afirma que en el primer trimestre el bebé no sentirá dolor, aunque está demostrado científicamente que comienza a sentirlo a las ocho semanas

Un currículo de formación sobre el aborto del Centro Bixby para la salud reproductiva global y la universidad de California (San Francisco) sugiere que el personal de los centros les digan a las mujeres que un bebé abortado a las nueves semanas puede «parecer una bola de algodón». Este manual del aborto también se refiere al niño como «el tejido del embarazo» y afirma que no siente dolor hasta el tercer trimestre.
El documento, llamado Capacitación en aborto temprano para atención médica integral (TEACH, por sus siglas en inglés), se ha publicado tras la anulación del fallo Roe vs Wade, y como en ediciones anteriores está financiado por fabricantes de píldoras abortivas y por fundaciones de diverso tipo (Lalor, Lisa and Douglas Goldman, Peggy and Jack Baskin, Rapidian o la Fundación de mujeres de California).
Los proveedores de servicios abortivos en Estados Unidos ofrecen cada vez más a las mujeres la opción de ver los restos de sus hijos. Lo que el manual aconseja decir cuando una madre lo solicita es que «antes de las nueve semanas es difícil visualizar las partes fetales», y sigue: «El embarazo puede parecer un coágulo de sangre o una bola de algodón».
«Para gestaciones posteriores, considere preguntar con tacto qué espera ver el paciente. Alerte a la paciente de que es posible que el feto no esté intacto y que algunas partes reconocibles serán visibles, y confirme que todavía lo quiere ver», también afirma el documento.

«¿El bebé sufre?»

Si una madre que va a abortar preguntase: «¿Esto dañará al bebé?», el persona, según el plan de estudios, habrá de responder: «No. En este punto del embarazo, el sistema nervioso no está lo suficientemente desarrollado como para sentir dolor».
No obstante, la evidencia científica apunta que los no nacidos comienzan a sentir dolor a las ocho semanas de gestación. Por otro lado, los bebés prematuros que tienen menos de 25 semanas, pueden sentir dolor y por ello los médicos utilizan anestesia para las cirugías tanto fuera del útero como dentro.
Cuando una madre desea saber si un aborto afectará a su capacidad de tener hijos en el futuro, el documento capacita a los proveedores de servicios del aborto a decirles que «No existe un mayor riesgo de infertilidad» y que «los abortos múltiples presentan un riesgo mínimo o nulo en comparación con un solo procedimiento». No obstantes en los propios formularios de consentimiento para el aborto establece que "en raras situaciones, pero posibles, puede resultar en una discapacidad permanente y/o esterilidad permanente (histerectomía).
Comentarios
tracking