08 de febrero de 2023

Una niña, sonándose la nariz

Una niña, sonándose la narizGtres

Los niños menores de 5 años se resfrían hasta ocho veces al año

Así se desprende del estudio Child Respir sobre prevención y tratamiento de las infecciones respiratorias en pediatría

Seis de cada diez consultas pediátricas por enfermedades respiratorias llegan por un resfriado, que ataca de media a los niños entre 1 y 3 veces al año. Sin embargo, depende de la edad. Los menores de cinco lo sufren hasta en ocho ocasiones al año y los alumnos de primaria, entre cinco y seis.
Estos datos se desgranan del estudio Child-Respir sobre la prevención y tratamiento de las infecciones respiratorias en pediatría, que desvela que la mayor parte de estas infecciones son leves y con buen pronóstico, aunque entre el 20 y 40 % provienen de sobreinfecciones.
Así las cosas, un niño de 10 años puede haber tenido hasta 100 infecciones distintas a lo largo de su vida, de acuerdo a la información que 129 pediatras han proporcionado sobre cerca de las 1.900 familias participantes, impulsada por laboratorios Ordesa.
Son las de carácter respiratorio las enfermedades que más se repiten en las consultas pediátricas. Más del 60 % tienen que ver con enfermedades respiratorias originadas por resfriados, mientras que otras infecciones como otitis, laringitis o bronquiolitis son mucho menos comunes.
«En general, lo que vemos son infecciones con buen pronóstico, pero puede haber una sobreinfección del problema respiratorio inicial que puede requerir de tratamientos farmacológicos como antibióticos», insiste la doctora Carmen de la Torre.
La pandemia ha disparado la preocupación de los padres por los problemas respiratorios de sus hijos, según pone de manifiesto el estudio. Nueve de cada diez familias, el 91 %, consultan con el pediatra para ver cómo tratar este tipo de infecciones.
Por su parte, el 57 % de los pediatras considera que las familias acuden con mayor angustia cuando hay una sintomatología respiratoria, y también el 89 % de los padres reconoce haber sentido una mayor inquietud por la llegada del frío, los resfriados y la gripe por culpa de la covid.
Igualmente, ha aumentado el interés de los padres por la fitoterapia y los remedios naturales: el 81 % piensa que los suplementos con vitaminas y minerales pueden ayudar a estimular las defensas y son de utilidad, mientras que el 72 % de los pediatras se muestran de acuerdo con que los inmunomoduladores naturales reducen la necesidad del uso de antibióticos. ¿Funcionan estos remedios? Según la doctora De la Torre, depende de la fase del catarro; por ejemplo, la cebolla puede ser útil cuando hay congestión y la miel para reducir la tos, aunque no se aconseja en menores de 1 año y se restringe en los de menos de 2 por su contenido de azúcar.
Comentarios
tracking