Fundado en 1910

15 de abril de 2024

Varios alumnos de una clase de 1º Bachillerato

Varios alumnos de una clase de 1º BachilleratoAlberto Paredes / Europa Press

El alumnado con autismo se cuadriplica en la última década

En torno a cuatro de cada cinco alumnos con autismo estudian en aulas compartidas con estudiantes sin necesidades educativas especiales y el resto recibe educación especial

El número de niños y adolescentes con trastorno del espectro autista (TEA) matriculados en el sistema educativo no universitario en España prácticamente se ha cuadruplicado en los últimos diez años, entre los cursos 2011/12 y 2021/2022.
En total, los estudiantes con autismo ascienden a 69.000. De todos ellos, el 83 % son varones, según los datos analizados por Funcas con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, que se celebra este martes 2 de abril y con el que se pretende dar mayor visibilidad y concienciar a la población sobre esta realidad.
En torno a cuatro de cada cinco alumnos con TEA (84 %) estudian en aulas compartidas con estudiantes sin necesidades educativas especiales y el resto recibe educación especial en centros o en unidades específicas de centros ordinarios.
En la mencionada década, el porcentaje de este colectivo integrado en centros ordinarios subió más de 15 puntos, según los datos de Funcas. En el curso 2021-22, último con datos disponibles, las personas con TEA en el sistema educativo no universitario representaban el 0,84 % del total del alumnado, mientras que 10 años antes esta cifra se situaba en el 0,24 %, en una tendencia similar a la de otros países occidentales.
Investigaciones recientes atribuyen este incremento fundamentalmente a las mejoras en la diagnosis, que han posibilitado la identificación de más niños y jóvenes con TEA que ya formaban parte del sistema educativo o bien se han ido incorporando a él con diagnósticos tempranos.

Aumenta en todas las etapas educativas

El porcentaje de niños y niñas con TEA en educación primaria (que ha pasado del 0,22 % del total de matriculados en el curso 2011/12, al 0,92% en 2021/22) se acerca ya a la cifra en la que suele fijarse la prevalencia poblacional del autismo (1 %). En cambio, su participación en la enseñanza secundaria no obligatoria es mucho más baja: supone el 0,26 % respecto al total del alumnado en Bachillerato y el 0,16 % en Formación Profesional de Grado Superior.
La inclusión de los alumnos con TEA en los centros ordinarios ha implicado el trabajo colectivo de toda la comunidad educativa, y muy especialmente, del profesorado.
Tres cuartas partes de los profesionales de educación que participaron en una encuesta realizada por Autismo España en 2021 afirmaron haber recibido formación sobre TEA, pero la mayoría (75 %) declaró haber cubierto personalmente los costes de esa formación.
«A pesar del esfuerzo del sistema educativo, la disposición de recursos humanos expertos para atender debidamente el aumento de los estudiantes con necesidades especiales sigue siendo, en opinión de las familias y de la comunidad docente, insuficiente», añade Funcas.
Comentarios
tracking