29 de junio de 2022

La Reina Sofía, el día de su boda con el Rey Juan Carlos I

La Reina Sofía, el día de su boda con el Rey Juan Carlos IGTRES

Doña Sofía, 60 años de estilo Real

La Reina ha sabido crear su estilo propio y avanzar con la moda sin dejar nunca atrás el protocolo, una tarea harto difícil

Ayer hizo 60 años que una princesa griega se casaba con el futuro Rey de España en Atenas, Juan Carlos de Borbón. Mucho ha ocurrido desde entonces, pero la hija mayor del Rey Pablo y la Reina Federica de Grecia, una joven entonces aparentemente tímida y desde luego muy discreta, ha demostrado todos estos años saberse vestir para el cargo y labrarse una imagen de estampa, reconocible y elegante.
Tras el exilio de la Familia Real Griega en Egipto y Sudáfrica, y justo antes de retornar a Grecia para volver a reinar, pasaron por París, por casa de su generosa y millonaria tía María Bonaparte. Intelectual, psicoanalista, salvadora de judíos y discípula de Freud, a quién sacó de las fauces del nazismo, estaba casada con un tío de la Familia Real griega y no tenían hijos.
María Bonaparte, al igual que hizo con la familia de Felipe de Edimburgo, que había estado en situación similar, acogió a Pablo, Federica y sus tres hijos, asegurándose de que en su retorno a Grecia tuvieran la ropa, el ajuar y las joyas que correspondían a su estatus. Fue entonces cuando con mucho tino, contactaron con Jean Dessès, el más renombrado modisto de los años 40 y 50 en París, nacido en Alejandría pero de padres griegos. Dessès se ocupó desde entonces, con todo el cariño de los atuendos importantes de la familia.
Jean Dessès, que en realidad se llamaba Jean Dimitre Verginie, se especializó en la creación de vestidos de tarde y noche en chiffon, inspirados a menudo en las túnicas de la antigua Grecia.
Aquel día 14 de mayo de 1962 en Atenas, con ceremonia católica y ortodoxa, el impresionante pero a la vez discreto – y qué difícil es conseguir eso– vestido de la entonces princesa Sofía corrió a cargo de Dessès, al igual que los de sus damas de honor. Se trataba de un modelo de escote tipo barco pero acabado en encaje de Bruselas, con unos fabulosos detalles de flores en metros y metros de encaje. El lamé de plata, el precioso velo, los cinco metros de cola y la tiara helénica de su abuela prusiana hacían el resto, si bien es curioso comprobar que ya entonces escogió a Roger Vivier para hacer sus zapatos, forrados en la tela del vestido.
La Reina de España Sofía de Grecia con sus hijos Felipe, Elena y Cristina de Borbón

La Reina de España Sofía de Grecia con sus hijos Felipe, Elena y Cristina de Borbón©RADIALPRESS

Doña Sofía pronto aclaró el color de su cabello, algo que le favorece enormemente pues tiene la cara de la niña rubia que fue. Con un estilo personal muy juvenil pero sencillo, dejó los recargados trajes de falda con detalles en peletería y comenzó a lucir los más sesenteros vestidos en forma de 'A', del estilo de los que Cardin e Yves Saint Laurent ponían de moda en París. Sus costureras de Zarzuela hacían bien el trabajo y recurría a menudo a ellas.
Para la proclamación de Don Juan Carlos como Rey de España, Doña Sofía dio una lección de estilo llevando un espectacular y quizás incomparable modelo color fresa largo de manga ancha que la hacía resaltar en el Hemiciclo cual si fuera la única flor. Las encargadas de dar vida al diseño fueron las hermanas Molinero, que cosieron a toda prisa el vestido y el abrigo que ese día, entre luto por la muerte de Franco y alegría por la entronización de Don Juan Carlos, era de tan difícil acierto. Las Molinero fusilaban a Dior o Balenciaga para rebote de los modistos, pero luego fueron encargadas oficialmente de llevar a cabo las piezas de Valentino en España, ya que eran modistas de primera.
Juan Carlos I durante el acto de juramento Constitucional donde es proclamado Rey de España

Juan Carlos I durante el acto de juramento Constitucional donde es proclamado Rey de España©GTRESONLINE

Moda española e internacional

Desde su peinado, algo inflado, corto, rubio y muy favorecedor, a su gusto por las pulseritas y amuletos griegos, nada ha cambiado durante estos años; en cambio, Doña Sofía ha sabido adaptarse a los tiempos, fue una de las primeras mujeres en llevar traje con pantalón en España, ha utilizado felpas de colores sobre su cabello durante sus veranos en Mallorca, para evitar ir a la peluquería y le favorecen enormemente.
Las túnicas y los caftanes con pantalones, algo muy de la India, país que su madre y hermana tanto han adorado, las lleva con soltura y fue pionera en esta moda también antes que ninguna otra reina occidental. Lo mismo combina un traje de dos piezas de falda impecable de Chanel en un acto de día, que unos pantalones blancos y un polo yendo en barco, o un impecable Valentino, Balmain u Oscar de la Renta en una cena de gala. Ha utilizado prendas hechas por sus costureras con la misma facilidad que las hechas por Margarita Nuez o Elio Berhanyer. Con Margarita Nuez ha tenido la Reina Sofía una cercana relación profesional. La modista catalana alaba siempre el gusto y el saber hacer de Doña Sofía.
El Rey Felipe VI con su madre la Reina Sofía

El Rey Felipe VI, con su madre la Reina Sofía©RADIALPRESS

Por su porte y altura se ha permitido siempre utilizar todas las tiaras y las joyas de pasar, que le han favorecido enormemente. Ahora la Reina Letizia ha retomado alguno de los vestidos de Doña Sofía adaptándolos a su guardarropa y su físico, con un extraordinario resultado pues se trata de piezas casi intemporales y muy modernas dentro de la discreción. Como decía Christian Dior, para que una mujer sea elegante «tiene que respetar tres normas fundamentales: la sencillez, el buen gusto y un impecable cuidado personal». La Reina Sofía lo ha puesto en práctica durante toda su vida.
Comentarios
tracking