07 de agosto de 2022

Ainhoa Arteta

Ainhoa Arteta

Ainhoa Arteta reflexiona sobre el capítulo más oscuro de su vida

«Mi primer año de nueva vida. Mi alma, la que volvió hace un año a incorporarse en este mismo cuerpo con heridas de guerra, pero para dar mucha más todavía», escribe en Instagram

Hace justo un año Ainhoa Arteta vio cómo su vida pegaba un giro de 180 grados de la noche a la mañana. En julio de 2021, la soprano sufrió serios problemas de salud que la llevaron a ingresar en el hospital durante una larga temporada mientras se debatía entre la vida y la muerte. Tras varias semanas de mucho dolor, preocupación y una lucha incansable, en las que estuvo a punto de perder la vida varias veces, la cantante consiguió remontar e ir evolucionando poco a poco hasta el punto de llegar a recuperarse del todo.
Tras varios meses de parón, la guipuzcoana logró volver al trabajo, pero lo cierto es que a día de hoy sigue teniendo ese trágico momento de su vida más que presente, y más ahora que acaba de cumplirse un año de aquel terrible suceso.
Lejos de querer dejar pasar la oportunidad de celebrar el que ella misma ha denominado su «primer año de nueva vida», la soprano ha recurrido a sus redes sociales para revelar a sus seguidores lo tanto que valora el presente y lo ilusionada que se encuentra con todo lo que está por llegar. Su única prioridad en este momento, además de su trabajo, en el que a día de hoy sigue cosechando grandes éxitos, son sus hijos, Sarah Croft e Iker Garmendia.

Junto a ellos se encuentra disfrutando de unos días de vacaciones en Ibiza, donde ya ha tenido ocasión de disfrutar de los lugares con más encanto de la frecuentada isla pitiusa, como es el caso de Es Vedrá. Precisamente en este escenario ha sido donde Arteta se ha animado a realizarse unas fotografías de lo más inspiradoras que, como no podía ser de otra manera, ha querido compartir con sus seguidores.
De este modo, la cantante lírica ha publicado un carrusel de fotografías en las que aparece tanto ella como su hija, que, además, ha utilizado para celebrar su renacer y recordar la que tal vez fuera una de sus etapas más complicadas: «Mi primer año de nueva vida. Mi alma, la que volvió hace un año a incorporarse en este mismo cuerpo con heridas de guerra, pero para dar mucha más todavía. Con mis dos hijos. Mi carrocería resistirá con estos dos magníficos motores jóvenes y nuevos. Nos ayudaremos los tres con la experiencia y el ímpetu de aprender y ver cada día algo nuevo para volar más alto y más firme que nunca», ha escrito junto a las instantáneas.
El pasado 23 de julio se cumplió un año desde que Ainhoa Armentia sufrió un cólico nefrítico que derivó en una septicemia, problemas de salud que le obligaron a permanecer postrada en la cama de un hospital durante varias semanas pensando en que le había llegado su final. Pero nada más lejos de la realidad. Ni esto, ni el resto de las dolencias que sufrió durante el año anterior, ni tampoco la separación de su cuarto marido, Matías Urrea, pudieron con ella. Ahora, vive un periodo de esplendor en el que ya ha logrado dejar a un lado todo lo malo y dar paso a una nueva vida en la que la música y sus dos hijos acaparan gran parte del protagonismo.
Comentarios
tracking