08 de febrero de 2023

Spanish Queen Letizia Ortiz during a reception with the diplomatic corps accredited in Madrid on Wednesday , 25 January 2023.

El motivo de este ‘no saludo’, en realidad, es una cuestión diplomáticaGTRES

Gente

El desplante del embajador de Irán a la Reina Letizia en la recepción al cuerpo diplomático

Esta misma mañana, los Reyes han recibido al cuerpo diplomático en la ceremonia anual del Palacio Real de Madrid

La agenda del Rey Felipe y la Reina Letizia está más apretada que nunca en estas primeras semanas del 2023. Tras un fin de semana de ocio en la nieve para Don Felipe y la asistencia a un partido de Waterpolo por parte de Doña Letizia, esta misma mañana, los Reyes abrían las puertas del Palacio Real de Madrid para recibir al cuerpo diplomático. Los monarcas han atendido a los representantes de las 126 embajadas que residen en España, a parte de los más de 700 consulados.
Después de dos años llenos de restricciones por la pandemia, el acto ha vuelto a recuperar su esplendor, sin mascarillas ni distancia de seguridad de por medio. A las 12 de la mañana, comenzaba el típico besamanos con el que los invitados saludan a Sus Majestades y donde se ha producido uno de los momentos más tensos para la Reina Letizia.
Uno de los primeros en aparecer en la sala ha sido el embajador iraní, Ghashgavi. El diplomático ha entrado tras su breve presentación y ha caminado hasta llegar donde se encontraban los Reyes. Ha estrechado la mano de Don Felipe, ofreciéndole su saludo y, cuando ha sido el turno de la Reina, el embajador se ha llevado la mano al pecho, ha mantenido la mirada de la consorte y ha abandonado la sala, evitando cualquier tipo de contacto con ella.
El motivo de este ‘no saludo’, en realidad, es una cuestión diplomática. La República Islámica no permite que un hombre y una mujer mantengan ningún contacto físico en público. Solo se hace una excepción en el caso de que ambos sean familiares directos o estén casados. Es por eso por lo que el embajador ha seguido los patrones de su país.
La República Islámica no permite que un hombre y una mujer mantengan ningún contacto físico en público

La República Islámica no permite que un hombre y una mujer mantengan ningún contacto físico en público

A pesar de su ya dilatada experiencia como royal, a la Reina Letizia le ha pillado un poco de imprevisto este tenso momento. Aunque se presupone que conoce los protocolos de los diferentes países, su gesto muestra cierta inquietud ante la presentación del embajador. No obstante, la esposa del Rey Felipe VI, al ser consciente de la situación e intentar pasar desapercibido aquel instante, ha decidido no extender su mano para ofrecer su saludo, respetando así las normas islámicas que rigen en Irán entre hombres y mujeres. Aunque ha sido un momento un poco tirante, la Reina Letizia ha mantenido en todo momento el saber estar que la caracteriza desde que comparte el reinado con Felipe VI.
Cabe destacar que, Ghashgavi se ha llevado su mano al pecho cuando estaba delante de Doña Letizia, concretamente ha utilizado la mano derecha y la ha situado en el corazón, un gesto que en Irán es sinónimo de respeto.
Mohammed Jatamí, el expresidente de Irán, ya fue un precedente de estos encuentros en el año 2002. El iraní llegó a España para hacer una visita oficial al país y desde luego, aquel viaje se recuerda como una de las visitas que más quebraderos de cabeza ha provocado para los servicios de protocolo por las peculiares exigencias de Jatamí. El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía le recibían a su llegada, fue entonces cuando, después de estrechar la mano con el Rey, se limitó a saludar a Doña Sofía con una simple sonrisa, evitando cualquier tipo de reverencia o contacto físico con ella.
Comentarios
tracking