Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

Pablo Motos, durante la tertulia de este jueves

Pablo Motos, durante la tertulia de este juevesAntena 3

Humoristas vinculados a la izquierda difunden supuestas malas experiencias con Pablo Motos

El cómico Facu Díaz se suma a la lista de humoristas que le critican por censurar sus chistes y comentarios sobre él

Pablo Motos ha vuelto a demostrar que criticar al actual Ejecutivo no sale gratis en nuestro país. Se ejemplificó a la perfección durante la charla que mantuvo con Alfonso Guerra la pasada semana, en la que se dio un chascarrillo que ha sido el detonante de una fuerte polémica. Tanto que varios cómicos han sacado a la luz sus desagradables episodios con el valenciano.
El que fuera vicepresidente del Gobierno con Felipe González se descolgó en plató con unas palabras en las que se quejaba de los límites del humor actualmente: «Me dan pena los humoristas, porque ya no pueden hacer chistes de homosexuales o de enanos». Alineado con el socialista, el presentador comentó que «ahora, cuando un humorista hace un espectáculo está más tiempo diciendo sobre lo que no se puede hablar, que sobre lo que sí».
La situación parecía quedarse ahí estancada, hasta que el cómico Facu Díaz ha vuelto a sacar a colación este tema. La reacción del streamer ha espoleado a otros cómicos para que saquen a relucir sus experiencias con el presentador de Requena: «Pablo está muy enfadado. No vais a trabajar en televisión en toda vuestra vida», cuenta el humorista Kike García.
Pablo Motos y Alfonso Guerra, esta semana en 'El Hormiguero'

Pablo Motos y Alfonso Guerra, esta semana en 'El Hormiguero'Antena 3

Del mismo modo, Álvaro Terán, humorista gráfico de El Jueves, ha querido desvelar que recibió llamadas desde El Hormiguero cuando sacó unas viñetas satíricas en su revista. «Hablé con el que me gusta llamar «Camorras», la tercera hormiga del programa. Y me empieza a hablar, en tono paternalista, de que la página no ha gustado en el programa», antes de «hacer un repaso viñeta a viñeta de lo que no les ha parecido correcto», confiesa.
El propio Terán, se autopregunta el objetivo que tenían al contactar con él: «¿Una amenaza pasivo-agresiva? ¿Un aviso antes de una denuncia? ¿Una bronca paternalista? ¿O querían darme a entender que El Hormiguero estaba vigilando?».

Único altavoz contra la amnistía

Estas declaraciones ponen de manifiesto la persecución desmedida que están recibiendo los periodistas y personalidades dispuestos a criticar al actual Gobierno. Y es que a lo largo de los últimos meses, el programa de Pablo Motos ha sido uno de los pocos –o el único– en criticar las acciones del actual Ejecutivo. Las constantes cesiones de Sánchez hacia los independentistas catalanes no pasaban inadvertidas para un Pablo Motos especialmente crítico con las acciones del Gobierno.
«No hablamos de negociaciones, hablaría de chantaje» , medió Nuria Roca . «Está indignado. Pero, ¿cuál es la forma de frenar todo esto? », se preguntó Tamara Falcó . Respondió Pablo Motos: «Yo no sé cómo frenarlo. Llevo toda mi vida en los medios de comunicación, que ya son unos años, y nunca había sentido vergüenza de ser español . Nunca me había pasado. Y probablemente ahora si viajas fuera, y te preguntan de dónde eres, diría «europeo». Porque no quiero decir soy español, de ser de un lugar donde hay presos políticos y, por lo tanto, este no es un sitio libre, afirmaba el presentador durante la tertulia del programa.
Y es que el acuerdo entre PSOE-Junts con la ley de amnistía ha copado la actualidad de las tertulias del programa. «La ley va a ser útil pero para las 300 personas que se van a bibliotecar de todos los delitos que han cometido desde 2012 hasta aquí, por que eso es lo que va a borrar esta amnistía, aparte de perdonar los 5 millones de euros a las personas que habían malversado, para organizar el referéndum y otro tipo de actos», exponía la colaboradora María Dabán.
Una tónica que ha granjeado a Pablo Motos, y a su programa, una crítica constante por parte de la izquierda.
Comentarios
tracking