27 de mayo de 2022

Fidel Castro firma como primer ministro de Cuba el 16 de febrero de 1959

Fidel Castro firma como primer ministro de Cuba el 16 de febrero de 1959

«Se acabó la diversión, llegó el comandante y mandó parar». 1959 Fidel entra en la Habana

En la película El Padrino II se reconstruye la fiesta de fin de año, del 31 de diciembre de 1958, en el palacio presidencial del general Fulgencio Batista de La Habana. Suena de fondo Guantanamera. Mientras tanto en las calles de la ciudad gran parte de la población celebra el cambio de año y la llegada de Fidel con «sus barbudos»  desde Sierra Maestra: «¡Viva la revolución! ¡Viva Fidel!».
Batista y sus amigos cubanos y norteamericanos van a abandonar la isla desde el puerto de La Habana y desde el aeropuerto camino de los Estados Unidos. Los casinos de La Habana con sus grandes hoteles, propiedad de la mafia, van a tener que cerrar. Va a nacer Las Vegas.

Castro decidió abandonar la lucha política para pasar a la lucha armada para derrocar a Batista

Antes de la revolución y de la dictadura Fidel Castro era diputado independiente en la Cámara de Representantes del Congreso cubano, pero el golpe de estado del general Fulgencio Batista derrocó al gobierno de Carlos Prío Socarrás y anuló estas elecciones. Castro denunció a Batista ante un Tribunal de Urgencia por violar la constitución. Los tribunales rechazaron su demanda. Castro decidió abandonar la lucha política para pasar a la lucha armada para derrocar a Batista.
Batista con el Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos Malin Craig durante el vigésimo desfile del Día del Armisticio en 1938

Batista, con el Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos Malin Craig durante el vigésimo desfile del Día del Armisticio en 1938

La revolución cubana comenzó con el asalto a los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y del cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, el 26 de julio de 1953. Esta acción guerrillera fue un rotundo fracaso. Fidel y sus compañeros fueron detenidos, aunque, tras 22 meses de cárcel, fueron liberados por la amnistía general de mayo de 1955. Fidel se exilió a Estados Unidos y luego en México.
Gracias al dinero del exministro Aureliano Sánchez Arango, Fidel regresó en diciembre de 1956 a Cuba con 82 guerrilleros del Movimiento 26 de Julio a bordo del yate Granma. Fidel y sus partidarios volvían a la lucha armada. Su desembarco debía ejecutarse de forma sincronizada con un grupo revolucionario del interior de la isla, encabezado por Frank País, que tenía la misión de hacerse con el control de Santiago de Cuba.
La operación fue otra vez un fracaso. Los guerrilleros del Granma, fueron sorprendidos en Alegría del Pío, campos del municipio de Niquero. Los pocos supervivientes –Fidel, Ernesto «Che» Guevara, Raúl Castro, Juan Almeida y Camilo Cienfuegos–, se refugiaron en Sierra Maestra, desde donde iniciaron una guerra de guerrillas contra el gobierno de Batista.
Fidel Castro detenido tras el fracaso del asalto al cuartel Moncada

Fidel Castro, detenido tras el fracaso del asalto al cuartel Moncada

En 1957 Castro firmó el Manifiesto de la Sierra Maestra en el que se comprometía a «celebrar elecciones generales para todos los cargos del Estado, las provincias y los municipios en el término de un año bajo las normas de la Constitución del 40 y el Código Electoral del 43 y entregarle el poder inmediatamente al candidato que resulte electo» cuando llegase al poder. Después del triunfo de la revolución incumpliría esta promesa.
El 1 de enero de 1959 Fidel ya estaba en La Habana. La nueva trova cubana, Carlos Puebla, cantaba Y en eso llego Fidel:
«Aquí pensaban seguir
Ganando el ciento por ciento
Con casas de apartamentos
Y echar al pueblo a sufrir
Y seguir de modo cruel
Contra el pueblo conspirando
Para seguirlo explotando
Y en eso llegó Fidel
Y se acabó la diversión
Llegó el comandante y mandó a parar...»
Al comienzo de la revolución, la burguesía y buena parte del pueblo cubano veían en Fidel y sus partidarios la única solución para devolver la democracia a Cuba. Pero cuando Fidel se convierte en primer ministro de Cuba comenzó a eliminar a la oposición democrática, convirtiéndose en el árbitro y dueño indiscutible de la nueva situación.

La salida de cubanos rumbo a los Estados Unidos se convirtió en una marea huyendo de la nueva Cuba de los Castro 

En 1960, en plena Guerra Fría, Cuba establece relaciones con la Unión Soviética. La salida de cubanos rumbo a los Estados Unidos se convirtió en una marea que crecía y crecía cada día huyendo de la nueva Cuba de los Castro.
El 18 de septiembre de 1960 Fidel viaja a Nueva York para acudir al 15º periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas. La delegación cubana fue expulsada del hotel Shelbourne. La delegación aceptó el ofrecimiento del propietario del hotel Theresa situado en el corazón del barrio neoyorquino de Harlem. En sus habitaciones Fidel se entrevistará con el presidente soviético Nikita Kruschev, con el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser y con primer ministro indio Jawaharlal Nehru. En Harlem Fidel hablará con el líder negro Malcolm X. Kruschev, al ser preguntado sobre si Castro era comunista respondió: «No sé si Fidel es comunista, pero yo soy fidelista». 10 días después, a su regreso a Cuba, nacen los Comités de Defensa de la Revolución con la misión de detectar y denunciar a los enemigos del castrismo. La dictadura, ahora de corte totalitario comunista, regresaba definitivamente a Cuba.
El 15 de octubre Castro decreta la confiscación de la propiedad urbana, medida que afectó a intereses estadounidenses, y cuatro días después Washington respondió prohibiendo las exportaciones a la isla, salvo ciertos alimentos, medicinas y suministros médicos. Al embargo se añadió el boicot total cuando, el 16 de diciembre, Eisenhower redujo a cero la cuota azucarera. El 3 de enero de 1961 Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Cuba.
El 2 de diciembre de 1961, en un mensaje por televisión Fidel anuncia a Cuba y al mundo: «con entera satisfacción y con entera confianza soy marxista-leninista y seré marxista-leninista hasta el último día de mi vida».
Cuba vive en una dictadura marxista leninista desde hace 61 años. En el 2020 Cuba tenía 11.330.000 habitantes. El 14,60% de su población ha emigrado fuera de la Isla, fundamentalmente a Estados Unidos, el archienemigo del régimen castrista.
Fidel murió en 2016. Heredó su puesto de dictador su hermano Raúl. Cuando ya en Rusia no existe un sistema comunista, por causa de su estrepitoso fracaso, en la Cuba del siglo XXI,  perdura el espíritu de Moncada y del Granma.
Comentarios
tracking