18 de octubre de 2021

Mario Draghi en el G20 del 12 de octubre

Mario Draghi en el G20 del 12 de octubreFilippo Attili / EFE

Internacional

Los líderes del G20 prometen ayuda económica a Afganistán

La ONU ha pedido billones de dólares en ayudas para evitar el colapso

Los líderes de las grandes economías se reunieron ayer de manera virtual para llevar a cabo una reunión previa y preparatoria del G20. En ella, se comprometieron a hacer todo lo posible para evitar una catástrofe económica y humanitaria en Afganistán. La decisión llegó a raíz de una petición de urgencia de las Naciones Unidas, pidiendo a los países que cedieran 'billones de dólares' a la economía afgana.
Sin embargo, el dinero hasta ahora comprometido para Afganistán se cuenta más bien en millones, para suministrar alimentos y medicinas de emergencia. Pero a raíz de esta última reunión, se espera que las cantidades aumenten; la presidenta de la comisión europea Ursula von der Leyen ha prometido ya 1 billón de euros para agilizar y estimular la acogida de refugiados afganos por sus países vecinos.
Por otra parta, el presidente estadounidense Joe Biden subrayó que las ayudas debían hacerse a través de organizaciones internacionales y no directamente al gobierno talibán, evidentemente.
En una de sus últimas presentaciones como canciller de Alemania, Angela Merkel expresó que no podían permitir que Afganistán «se sumiera en el caos». Merkel, que no se presentó a las elecciones alemanas del último mes y deja su puesto al socialista Olaf Scholz, reafirmó la promesa de Alemania de 600 millones de euros a la causa afgana.
«Ninguno de nosotros gana nada si el sistema monetario de Afganistán se colapsa por completo», contó a reporteros de la BBC.
«Ya no podemos ofrecer ayuda humanitaria. Siempre es difícil saber cuando decir basta, pero el ver como 40 millones de personas se ahogan en el caos por que no hay suministros eléctricos o sistema económico – eso no puede ni debe ser permitido por la comunidad internacional».